"¿Es verdad lo de Fernando Alonso?". Ferrari tira de la manta en Australia

stop

Las reacciones tras los primeros entrenamientos en Albert Park

Ferrari apunta a Fernando Alonso en Australia | EFE

24 de marzo de 2017 (12:26 CET)

La hora de la verdad. Tras una larga pretemporada, los motores han vuelto a rugir esta mañana de viernes sobre el asfalto de Australia. El Mundial de Fórmula 1 ha dado el pistoletazo de salida con los entrenamientos libres más esperados.

Como era de esperar, Lewis Hamilton ha sido el mejor piloto de la jornada. El Mercedes del británico ha marcado el mejor tiempo de la primera sesión y también ha dominado en los Libres 2.

La noticia más llamativa ha llegado de McLaren-Honda. Contra todo pronóstico, el MCL32 ha rodado sin problema. La fiabilidad y los fallos se han quedado en el box; Fernando Alonso ha marcado el duodécimo mejor tiempo a 2,4 segundos Hamilton.

El asturiano ha hablado ante los micrófonos al terminar los entrenamientos. Sin demasiado optimismo, el Nano ha analizado la situación: "No es que tengamos optimismo ni pesimismo. Hemos hecho unos test muy pobres, no conseguimos dar muchas vueltas y nos falta mucho por extraer en el coche. De los test a ahora se ha intentado exagerar la situación, porque es muy jugoso hablar de que si el McLaren-Honda estaría último, que si no saldría a pista… En fin, todas esas tonterías".

Ferrari protagoniza la revancha

Este paso hacia delante del binomio no ha cesado los rumores en Albert Park. El gran archienemigo de Alonso ha tomado la palabra entre bambalinas.

En Ferrari contemplan la situación desde la distancia. Aun así, los viejos conocidos del ovetense no dudan en comentar con cierto retintín los últimos acontecimientos en los que Fernando se ha visto envuelto.

El nuevo proyecto de McLaren-Honda no va; los objetivos son papel mojado y no se espera que consigan los resultados marcados. Por ello, desde la marca italiana algunas voces aseguran que el asturiano pagaría de su bolsillo para pilotar en Ferrari.

El nuevo chasco que persigue al piloto español es la comidilla en la escudería del caballo. Por ello, las malas lenguas apuntan que el Nano metió la pata marchándose de Maranello y que ahora se arrepiente.

Por su parte, Alonso hace oídos sordos y sigue centrado en su trabajo. La temporada se prevé más que complicada, aunque hay mantener la esperanza. Queda todo el mundial por delante.