El verdadero miedo de Valentino Rossi

stop

El piloto italiano está angustiado, no funciona como antes, alimenta su propia paranoia

Miradas que matan: Valentino Rossi destroza a Jorge Lorenzo | EFE

12 de abril de 2016 (01:48 CET)

Valentino Rossi tiene miedo. Sabe que ya no es el que era, que ha perdido velocidad, que la edad (37 años) no perdona, que el físico (mide 1,82 metros de altura) le pasa factura y que será prácticamente imposible que vuelva a coronarse campeón del mundo. El pasado era su año y, finalmente, no contó con la complicidad de Marc Márquez para conseguirlo. Ahora, la ira le corroe. Pero, sobre todo, ha desarrollado un fuerte miedo hacia el piloto catalán.

Ese miedo Rossi lo canaliza como los niños en el colegio, con la táctica de la intimidación contra aquel al que se teme, de criticar al que se envidia. Declaraciones muy contundentes, malas miradas, avisos e indirectas en prensa, la movilización de sus fans en contra de Márquez y Jorge Lorenzo... El verdadero miedo de Rossi es que Márquez le supere. Que entierre su leyenda.

La teoría del biscotto que el propio Rossi alimentó con fuertes declaraciones el año pasado, especialmente en Malasia, destapa un miedo profundo hacia Márquez. Un miedo que le llevó a construir esa grave paranoya que solamente el propio Rossi y sus acérrimos hinchas llegaron a creer: que Márquez favoreció el triunfo de Lorenzo para perjudicar al italiano.

Odiosas comparaciones

"Márquez siempre se ha comparado mucho conmigo. Quiere superarme en número de victorias, quiere superarme en número de Mundiales. Por eso, si yo gano otro Mundial sabe que él tendrá que ganar otro más para alcanzarme", llegó a decir. Y este año, en tres carreras, se está demostrando que no iba desencaminado. A Rossi le fallaron las piernas en Las Américas, mientras Márquez conquistaba su segundo triunfo del año a pesar de los problemas que le lastraron en pretemporada.

Rossi tiene un total de nueve mundiales. Siete de ellos (2001-2005 y 2008-2009) conquistados en la categoría reina, MotoGP (500 cc), y los otros dos en 125 cc (1997) y 250 cc (1999), respectivamente. Es el piloto con más victorias (85) y podios (162) en MotoGP y el que más poles ha conseguido en el Mundial de motociclismo (61). Márquez, de 23 años, ya suma cuatro títulos del mundo: uno en 125 cc (2010), otro en 250 cc (2012) y dos más en MotoGP (2013 y 2014).

Otra cosa que tienen en común es que ambos se estrenaron en MotoGP de la mano de Honda, y con la escudería nipona –con la que Rossi terminó muy mal y nunca más se reconciliaron– llegaron sus primeros éxitos. Sin embargo, Márquez ganó en su año como debutante, mientras que Rossi lo hizo en la segunda temporada.

El origen del 'biscotto'

En Malasia, Valentino Rossi recurrió a la sala de prensa para denunciar lo que entendía como un complot en toda regla contra su persona. Una confabulación orquestada por Marc Márquez para favorecer a Jorge Lorenzo. "Jorge tiene ahora un nuevo hincha, que es Marc", llegó a decir, ataviado con una sonrisa nerviosa, durante su comparecencia ante los medios.

"Márquez ha jugado conmigo (…) pero es importante que sepa que yo lo sé", aseguró Rossi. El piloto italiano, en unas duras declaraciones, llegó a decir que seguramente era mentira que Márquez había sido fan suyo de niño y hasta llegó a cuestionar que fuese verdad que tenía un póster suyo colgado en la habitación. Además, posteriormente, cargó contra su personalidad: "Los dos primeros años, cuando él lo ganaba todo, era muy amable y simpático. El año que yo le ganaba, eso cambió".

"Durante la carrera empecé a darme cuenta, pero no lo entendía exactamente. Su desafío consistía en que sabía que Jorge no iba muy fuerte (…) él tuvo la situación bajo control porque sabía que podía alcanzar a Jorge en tres vueltas como máximo. Por eso esperaba para mantenernos a mí y a Iannone lejos, y sobre todo, para meter más pilotos entre Lorenzo y yo", expuso Rossi a los medios, destapando la supuesta estrategia maquiavélica de Márquez contra él. ¿Una paranoia?

"Márquez tiene rabia hacia mí"

"Él prefiere que gane Lorenzo. Primero, porque tiene rabia hacia mí. Bajo mi punto de vista se trata de una cuestión personal. Siente rabia desde Argentina porque, aunque no lo haya dicho públicamente, él piensa que yo hice que cayera expresamente. Y luego por Assen [Rossi aprovechó que se tocaron en la última curva para ganar la carrera]. Desde entonces me tiene atravesado y ha actuado como un niño pequeño: 'No gano yo pero tú tampoco'. Así que el mal menor es que gane Lorenzo", acusó Rossi.

El segundo motivo para alimentar la teoría del biscotto era el anhelo de Márquez de igualarlo o superarlo: "Márquez siempre se ha comparado mucho conmigo. Quiere superarme en número de victorias, quiere superarme en número de Mundiales. Por eso, si yo gano otro Mundial sabe que él tendrá que ganar otro más para alcanzarme". Y añade otro ejemplo: "En Laguna Seca me quiso adelantar por aquel lugar solo porque sabía que era donde yo adelanté a Stoner cinco años antes".

"Me lo decían, pero no me lo creía. Sin embargo, a veces es bueno ser malpensado", zanjó. La respuesta de Márquez, muy sorprendido, fue mucho más escueta: "Aunque es Valentino Rossi, seguramente la presión también la siente, de estar jugándose un título". Y Lorenzo le secundó: "Está claro que si él tuviera la velocidad suficiente como para ganar dos carreras no estaría preocupado por estas cosas".  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad