El último gran engaño de Valentino Rossi a Marc Márquez

stop

Al italiano se le escapa la corona del mundial

El secreto de Valentino Rossi en Honda que liquida a Márquez

03 de octubre de 2016 (18:06 CET)

52 puntos tienen la culpa. Valentino Rossi está que trina. El piloto italiano tiene la esperanza de 'cazar' a Marc Márquez pero ve como las opciones de recortarle distancias van menguando. Il dottore firmó una primera mitad de temporada con tres blancos y ahora las opciones de conseguir la corona se van reduciendo a pasos agigantados. Lo ha intentado todo, dentro y fuera de la pista, pero el de Cervera no perdona. De hecho, a falta de cuatro carreras para que el mundial de Moto GP se decida, el nueve veces campeón de la categoría reina tiene a 52 puntos al catalán.  

La estrategia le ha fallado. Al principio de temporada y con los ánimos calmados, Valentino dio un paso de humildad y firmó la paz con Marc. La temporada pasada había terminado muy ajetreada y Rossi consideró que no le beneficiaría nada. Consciente de que en Italia es el favorito pero que en el resto de países, sobretodo en España, había perdido adeptos, el veterano se acercó a Márquez y con un apretón de manos enterró el hacha de guerra. Vale era partidario de buscar un ambiente tranquilo para beneficiarse de ello. El de Lleida también cedió y parecía que la buena sintonía reinaba en el paddock de Moto GP.  

El apretón de manos, olvidado  

Sin embargo, en esta recta final de temporada el de Yamaha se ha cansado de este papel. Ahora, la estrategia del italiano parece que pasa por desestabilizar al joven de Cervera. Valentino sabe que en condiciones normales, el colchón de Márquez es suficientemente amplio como para meterse el título en el bolsillo. Por ello, ya juega sus cartas fuera del circuito y caldea el ambiente. Lo está intentando con Jorge Lorenzo, quien ya ha entrado al trapo, aunque parece que esta vez el de Honda no entrará. Marc se limita a ser un espectador más y mantiene la batalla en paz, aunque es consciente de que el hacha de guerra está más que desenterrada. El de Cervera ya aprendió del pasado año y parece que esta temporada no volverá a caer a la trampa de Rossi. Tiene medio título en el bolsillo y buscará la otra mitad en las cuatro carreras que quedan.   

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad