El truco de la nueva Yamaha de Valentino Rossi para destronar a Marc Márquez

stop

El piloto italiano guarda un nuevo as en la manga demoledor

Marc Márquez ensucia a Valentino Rossi con un top secret de Maverick Viñales en Yamaha

07 de febrero de 2017 (22:17 CET)

Valentino Rossi todavía no ha dicho la última palabra. El piloto italiano está convencido de que tarde o temprano recuperará el trono perdido en MotoGP y volverá a ser el rey.

La décima corona está más cerca desde que Jorge Lorenzo abandonó la disciplina de Yamaha. Un rival directo menos, toda vez que Maverick Viñales todavía no osará toserle.

Pero su gran problema tiene nombre y apellidos: se llama Marc Márquez. Y desde el equipo japonés ya trabajan para mejorar la moto con un secreto demoledor.

La Yamaha de Rossi ha sido trucada con un efecto similar al que provocan las alas de las MotoGP que fueron prohibidas para el curso 2017.

Las alas prohibidas

Antes de ser prohibidas, ya había fábricas trabajando en un carenado doble con una canalización interior del aire más ancha que permitiese obtener los efectos de los apéndices prohibidos.

Yamaha ya dispone de ese carenado doble y en el segundo día del test de Sepang, Valentino Rossi ha sido el primer piloto titular en salir al asfalto con un prototipo que lo incorporaba después de que lo hiciera el probador de la marca, Kohta Nozane.

Lo que ofrecían las alas de las discordia, recuperadas para la clase reina por Ducati y excluidas especialmente por el empeño en ello de Honda y Yamaha, era ejercer presión en el tren delantero para que la rueda delantera se levantara menos a la salida de las curvas y la aplastara a la entrada de las mismas, generando más estabilidad. 

El enfado de Ducati

Las que mejor funcionaron fueron las de Ducati y fue en el box rojo donde más lamentaron su desaparición, sobre todo criticando que se hiciera en aras de la seguridad. Lo calificaron como cínico e hipócrita.

Ahora habrá que ver qué recorrido tiene este carenado doble, cuántas son las fábricas que optan por él y qué dice el director técnico del Mundial al respecto, Danny Aldrige, ya que lo eliminará si lo considera una artimaña. 

Lo que está claro, es que todos se esfuerzan por seguir desarrollando sus prototipos y los túneles del viento han tenido trabajo extra este invierno.