El tormento que persigue a Valentino Rossi en el Mundial de MotoGP 2016

stop

El piloto italiano, obcecado con la actitud de Marc Márquez en 2015, sabe perfectamente donde radica el problema

Valentino Rossi celebra su inútil segundo puesto en Phillip Island junto al ganador, Cal Crutchlow | EFE

23 de octubre de 2016 (21:04 CET)

Valentino Rossi está viviendo un tormento. El piloto italiano sigue participando del paripé de MotoGP a sus 37 años, pero el agotamiento se le nota en el rostro. Este domingo quedó segundo en Phillip Island y salió al podio con la mejor de sus sonrisas para saludar a los fans, a los miles de seguidores que tiene repartidos por todo el mundo. Es su deber, pero un posado que cada vez cuela menos. Rossi está dolido y lo peor de todo es que él y el paso del tiempo son los únicos culpables.

El de Tavullia sigue afectado por todo lo que pasó en 2015. Perdió el Mundial en la última carrera cuando lo había tenido todo de cara para ganar su ansiada décima corona. Un título que, tal vez, no consiga levantar nunca. Porque la realidad es que Marc Márquez no tiene piedad. El de Cervera es el dominador absoluto e indiscutible de la categoría reina.

Rossi, una vez perdido el de 2016, vuelve al pasado para recordar la injusticia que vivió. Es el único argumento que le queda, a falta de argumentos reales para volver a ganar. Rossi atraviesa una etapa de frustración muy fuerte, donde queda evidenciado que ya no gestiona la presión como antes. Las caídas tontas que ha protagonizado este año le han condenado cuando todo indicaba que era el verdadero favorito para ganar debido a las mejores prestaciones de su Yamaha.

Los malos números de Rossi

Ni con una moto mejor ha sido capaz de imponerse a Marc Márquez, y ese es el verdadero tormento de Valentino Rossi. Sabe que el catalán va como un trueno a por más mundiales. Ya lleva cinco, y solo le faltan cuatro para igualar al italiano. Márquez tiene solo 23 años y todo hace pensar que dejará pequeña la fastuosa leyenda de Il Dottore.

La realidad es que, más allá de lo que ocurrió en 2015, este año Rossi ha perdido su gran oportunidad. Solamente ha ganado dos carreras en todo el año. Y cuando peor estaba Márquez, debilitado por su Honda, Rossi no fue capaz de imponerse en más circuitos. Rossi ha firmado cinco segundos puestos este año y un total de nueve podios. Pero se ha caído cuatro veces. Demasiadas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad