El sustituto de Ron Dennis en McLaren tiene a Fernando Alonso en el punto de mira

stop

Zak Brown desembarca en Woking con el objetivo de pasar la escoba

El palo más bestia de McLaren a Fernando Alonso

21 de noviembre de 2016 (20:04 CET)

A rey muerto, rey puesto. Ron Dennis ya es historia en McLaren. El hasta hace unos días presidente ejecutivo de la escudería británica fue fulminado por la cúpula de accionistas. Ya tiene sustituto.

Dennis sigue manteniendo un 25% de las acciones del grupo, pero ya no tiene ningún poder. El hombre fuerte de McLaren a partir de ahora será Zak Brown, que asume el rol de director ejecutivo (un peldaño por debajo del puesto que ostentaba Dennis).

El fundador de Just Marketing International (JMI) desembarca en Woking con el objetivo de pasar la escoba y hacer limpieza. McLaren tiene mucho gasto y con la marcha de Dennis podría perder algunos patrocinadores.

¿Cómo afectará a Fernando?

Ello deja en un lugar delicado a Fernando Alonso, el piloto mejor pagado de la Fórmula 1. El asturiano, también rápido de reflejos, ya ha dado a entender que podría dejar la F1 en 2018 para pasarse al WEC –Mundial de Resistencia–, como apuntó hace tiempo Diario Gol.

Alonso no tenía buena sintonía con Ron Dennis, quien había defendido en varias ocasiones la necesidad de prescindir del asturiano cuando terminase su actual contrato (31/12/2017).

Sin embargo, la llegada de Brown no le garantiza una mejora de las condiciones. Ni mucho menos. McLaren debe seguir un plan estratégico de viabilidad y ello, probablemente, implicará reducir costes en el salario de los pilotos.

Contactos en el mundo del motor

Brown sonaba también para ser el nuevo Bernie Ecclestone de la Fórmula 1, así que conoce bien el mundillo del motor y tiene contactos con pilotos. La empresa que montó, JMI, es actualmente líder del mundo en el sector del marketing automovilístico.

No le será difícil encontrar un sustituto de garantías para Alonso a mitad de precio. Hay muchos pilotos jóvenes que ya apuntan maneras.

Sin embargo, en McLaren no tienen prisa por deshacerse de Alonso. Tienen claro que debe terminar su contrato y ayudar esta próxima temporada –directa o indirectamente– al aprendizaje de Stoffel Vandoorne, la apuesta de futuro en Woking.