El sustituto de Ron Dennis en McLaren llega para cargarse a Fernando Alonso

stop

La actual crisis deportiva y económica de Woking pone al piloto español contra las cuerdas

Fernando Alonso y Ron Dennis

14 de noviembre de 2016 (10:03 CET)

Máxima tensión en McLaren. Ron Dennis, el director ejecutivo de la escudería británica, está con la soga al cuello al no poder comprar todas las acciones del grupo. Zak Brown, ex CEO de CSM Sports, podría ser su sustituto. El estadounidense cuenta con el respaldo de Mansour Okkeh y Mumtakakat, que poseen el 75% de las acciones de McLaren, y recibiría el encargo de reorientar la política deportiva del equipo. Una de sus primeras decisiones podría ser la de prescindir de Fernando Alonso cuando finalice el contrato del piloto español, en diciembre de 2017.

Brown, una persona con muchos contactos en la Fórmula 1, ya ha presentado su plan de choque para reflotar el McLaren. La prioridad del nuevo CEO pasaría por sanear  el grupo y su primera medida de choque consistiría en un recorte drástico de gastos. La sustitución de Jenson Button por Stoffel Vandoorne, ideada por Dennis, ya ha recibido luz verde en Woking. Con esta media, McLaren se ahorra unos cuantos millones. El belga, además, es uno de los pilotos con más proyección.

Reducción de salario

Fernando Alonso, por su parte, seguirá un año más en McLaren. Brown no oculta su preocupación por el elevado sueldo del piloto español (30 millones de euros por temporada) y todo parece indicar que no renovará su contrato. Sus opciones de seguir en Woking pasarían por una reducción muy importante de salario. Nadie discute su calidad como piloto, pero en Inglaterra prefieren apostar por un piloto joven con mucha proyección. Por un nuevo Vandoorne.

Brown, de momento, espera acontecimientos. En McLaren están preparados para todo. El nuevo CEO podría apostar por una renovación gradual o por una revolución total en la escudería. El futuro de Alonso, con contrato hasta finales de 2017, estaría en sus manos. 

McLaren, una de las escuderías más míticas, quiere salir cuanto antes de la actual crisis económica y deportiva. Necesita una terapia de choque y la primera víctima sonada podría ser Ron Dennis. La segunda, dentro de un año, podría ser Fernando Alonso.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad