La verdadera historia del odio de Stoner hacia Jorge Lorenzo | EFE

El ridículo de Jorge Lorenzo en el box: la pataleta que lo echa de Ducati (y la rajada de Casey Stoner)

stop

El balear explota después del GP de la República Checa

07 de agosto de 2017 (11:24 CET)

La cara y la cruz. Jorge Lorenzo demostró en el GP de la República Checa que es capaz de lo mejor y de lo peor. El balear firmó su mejor salida de la temporada, se puso primero y dominó la prueba durante algunas vueltas. Pero el mallorquín volvió a adjudicarse un nuevo fracaso.

Se sacude las culpas

No obstante, esta vez la culpa no fue suya. Al menos así lo señaló al término de la carrera: "Nuestro problema fue retrasar la decisión de preparar la moto para rodar en seco. Eso dio la ventaja a Márquez porque lo planearon antes, quizás en la parrilla. Sólo tres curvas antes de la entrada del pit lane recibí una señal en el dashboard, así que esperaba que la moto estuviera lista, pero no lo estaba. El equipo, al ver que Marc estaba yendo tan rápido, decidió arriesgar antes de que perdiésemos más segundos", comentó el pentacampeón.

Lorenzo explicó que no solo llegó tarde, y es que los ingenieros tampoco estaban a punto: “Cuando entré en los boxes vi al equipo trabajando en la moto, cambiando la suspensión, poniendo los ajustes correctos... La moto se sentía un poco extraña y me dijeron que mi configuración era de medio seco y medio húmedo, por eso no pude ir más rápido", añadió el de Ducati.

Con todo, Lorenzo justificó su 15º puesto con el secado rápido de la pista y la nula reacción ante las condiciones climatológicas de su equipo: "La moto me dio mucha confianza, era muy rápido. No tuvimos suerte de que la pista se estuviera secando, la lluvia era la situación perfecta para que finalmente ganase mi primera carrera con Ducati, sentí que tenía esa oportunidad... He cometido mucho errores, pero esta vez fueron los chicos los que lo hicieron y tenemos que aceptarlo".

Respuesta interna

Unas declaraciones que no gustaron nada a los responsables y tampoco a Casey Stoner, que no se calló dentro del box.

El ex campeón de Ducati alucina con la actitud de Jorge. No entiende que el piloto culpe al equipo de un error cuando él mismo los lleva cometiendo toda la temporada.

Para Casey, Lorenzo no está justificando los 12 millones que exigió de ficha cuando firmó por la escudería de Bolonia. Stoner señala que el mallorquín debería callar, apoyar al equipo y trabajar para mejorar unos resultados que, de seguir así, le harán salir en globo de Borgo Panigale.