Fernando Alonso protagonizó otro ridículo en el GP de México | EFE

El ridículo de Fernando Alonso del que habla hasta Lewis Hamilton

stop

La última salida de tono del asturiano

30 de octubre de 2017 (12:07 CET)

Como un campeón. Fernando Alonso recuperó las sensaciones que creía olvidadas de cuando estaba en Renault ganando su primer y segundo Mundial de Fórmula 1.

Como en los viejos tiempos

El asturiano logró terminar la novena de las 17 carreras en que ha participado esta temporada y, sin lugar a dudas, fue el mejor momento de la temporada para el ovetense.

Alonso protagonizó un duelo con Lewis Hamilton en las últimas vueltas del Gran Premio de México, al que tuvo detrás durante varios minutos y sufriendo por si veía truncadas sus aspiraciones a levantar el título en tierras americanas.

"Da gustillo ser 30 ó 40 km/h más lento y ver que no te pasan", declaró el español al término de la prueba, muy orgulloso del papel ofrecido en el país latinoamericano.

Pero no todos vieron la ‘gesta’ de la misma forma. Lewis Hamilton, en consonancia con otros pesos pesados de la categoría, señalaron que lo que el español consideraba un logro no era más que otro ridículo.

Ridículo

El ex campeón, apuntan, ha pasado de celebrar títulos  victorias a sacar pecho por mantener una lucha con Hamilton por la novena y décima posición.

Y lo que es peor y hace bestial el ridículo del asturiano: Stoffel Vandoorne, segundo piloto de McLaren-Honda y con un sueldo que no se acerca ni a la mitad de los 37,7 millones que cobra Fernando, suma más puntos que él y podría acabar el Mundial por encima en la clasificación. Y todo ello con el mismo bólido, lo que deja aún más en evidencia las limitaciones del bicampeón.

Señalan muchos en las redes sociales que “el timo de Alonso ya huele”, y cada vez son más los detractores que apuntan que no puede seguir presumiendo de ser el mejor piloto del mundo cuando los ‘pequeños’ le pasan la mano por la cara. Un grande, además, no se sentiría satisfecho de luchar por la novena plaza.