El relevo de Ron Dennis en McLaren tiene órdenes de cargarse a Fernando Alonso

stop

El plan de Zak Brown pone al piloto español contra las cuerdas en la escudería británica

Chivatazo a Fernando Alonso: el nuevo motor que lo puede petar en la F1

28 de octubre de 2016 (11:28 CET)

La gran bomba puede estallar muy pronto en McLaren. Ron Dennis podría ser despedido como director ejecutivo de la escudería británica al no poder comprar todas las acciones del grupo y en Woking ya preparan el relevo. Su sustituto podría ser Zak Brown, ex CEO de CSM Sports que cuenta con el visto bueno de Mansour Ojjeh y Mumtakakat, los dos magnates que controlan el 75% de las acciones del Grupo McLaren. El 25% restante está en manos de Dennis.

Brown, una persona con muchos contactos en la Fórmula 1, ya ha presentado su plan para reflotar el McLaren. La prioridad del nuevo CEO pasará por sanear  el grupo y su primera medida de choque consistiría en un recorte drástico de gastos. La sustitución de Jenson Button por Stoffel Vandoorne, ideada por Dennis, ya ha recibido luz verde en Woking. Con esta media, McLaren se ahorra unos cuantos millones.

Sueldo de 30 millones

El futuro de Fernando Alonso también será debatido en McLaren si se produce un cambio en la cúpula. Brown ya ha deslizado que el sueldo del bicampeón del mundo es muy elevado. El piloto español cobra 30 millones de euros por temporada y en Woking lamentan que no tenga un coche para aspirar al título. En este contexto, el nuevo CEO sería partidario de negociar un nuevo contrato a la baja. Algunas fuentes no descartan una rescisión amistosa.

Alonso tiene aliados y detractores en McLaren-Honda. Su relación con Ron Dennis es muy fría. En cambio, Yusuke Hasegawa, el máximo responsable de Honda, tiene una buena sintonía con el piloto español y agradece sus consejos para evolucionar y mejorar los motores.

Brown, de momento, espera acontecimientos. En McLaren están preparados para todo. El nuevo CEO podría apostar por una renovación gradual o por una revolución total en la escudería. El futuro de Alonso, con contrato hasta finales de 2017, estaría en sus manos. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad