El punto débil de la Ducati de Jorge Lorenzo (y no tiene solución)

stop

Las esperanzas con el balear se desvanecen en Bolonia

Ducati tiene un problema sin solución a dos días del inicio del Mundial | EFE

22 de marzo de 2017 (13:32 CET)

La cuenta atrás para que se apaguen los semáforos ha empezado. En el circuito de Losail (Qatar) está todo a punto para el estreno del Mundial de MotoGP 2017. En las escuderías apuran los últimos detalles para poner a punto sus nuevas máquinas.

En Honda aprendieron del pasado. En la escudería no terminaron a tiempo los deberes. Por suerte para los nipones solucionaron los problemas a tiempo y Marc Márquez levantó su tercer título en la máxima categoría.

Van a por todas

Este año espabilaron. Los test dejaron las mejores sensaciones de cara al inicio del campeonato.

En Yamaha no se quedaron atrás. Aseguran en el paddock que Valentino Rossi y Maverick Viñales van como un tiro. Los resultados de los entrenamientos apuntan a que ninguno se quedará atrás en la lucha por el título.

En Ducati las cosas no andan tan bien. La máquina no acaba de funcionar como esperaban. En las curvas es todo un drama. Cuesta demasiado girar la moto y en cada curva pierde un tiempo vital. Esas décimas de segundo que trazarán la línea entre la gloria y el fracaso.

Problema sin solución en Ducati

Pero a los problemas de la máquina se suma un drama mayor. El pilotaje de Jorge Lorenzo no se adapta a la GP17. Un problema que, según los expertos, no tiene solución.

Avisaron de que cambiar los hábitos de un piloto como el balear es casi imposible. Es como volver a aprender de nuevo. Hace tiempo que las voces autorizadas aseguran que la salida más factible para la escudería de Bolonia sería fichar a alguien que encaje. Este fin de semana saldremos de dudas con el momento que atraviesa el equipo rojo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad