El problema silenciado de Marc Márquez en Honda

stop

El piloto está preocupado por las informaciones que recibe del equipo

Marc Márquez tiene al enemigo muy cerca en MotoGP | EFE

06 de mayo de 2016 (12:22 CET)

"Honda, tenemos un problema". Un problemón que afecta al futuro inmediato de Marc Márquez, líder del Mundial de MotoGP 2016. Unos hechos silenciados, pero no por ello menos preocupantes. Al contrario. La fiabilidad de los motores es la gran preocupación del equipo a estas alturas, a punto de participar en la quinta carrera del campeonato. Algo falla. Y no saben qué.

La MotoGP llega a Francia este fin de semana. Márquez aterriza en tierras galas como líder del Mundial y con muchas preocupaciones. Primero, por los neumáticos Michelin. Sabe que tendrá poco agarre, y que las dos Yamaha (Rossi y Lorenzo) se adaptarán mejor al circuito Bugatti de Le Mans. Asume, asimismo, que se encontrará con problemas parecidos a los del GP de España. Todo entra en sus planes. Todo, menos la escasa fiabilidad del motor.

Honda ya ha abierto a estas alturas cuatro de los siete motores disponibles para esta temporada. La mitad de ellos ha fallado. El 50%. Demasiados. Ambos se pararon en el pasado GP de España. El primero, en un ensayo de salida, después de un entrenamiento libre. El segundo, después de que Marc apagase la moto en la vuelta de honor para saludar a los incondicionales tras la carrera de Jerez. Ya no arrancó. Ante el hermetismo del equipo, el piloto sí reconoció que el propulsor ya estaba camino de Japón para su revisión. 

Todo se puede arreglar en carrera, más o menos, con ciertos ajustes. Pero la fiabilidad del motor es algo que está fuera de control. Un nuevo enemigo para Marc, unido a los Rossi, Lorenzo, renovaciones, rumores y demás.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad