El plan secreto de Valentino Rossi con Maverick Viñales

stop

El piloto italiano pone condiciones para tender la mano a su nuevo compañero en Yamaha

Valentino Rossi pone a Yamaha patas arriba con una bronca descomunal | EFE

08 de noviembre de 2016 (16:31 CET)

Valentino Rossi ha vuelto a sacar ese instinto de perro viejo que tanto le caracteriza. Ganador como ningún otro piloto de motociclismo a lo largo de la historia (nueve mundiales, siete de MotoGP), el Dottore lleva demasiados años ya sin oler un título del mundo. A la sombra de Marc Márquez y Jorge Lorenzo en los últimos tiempos, el piloto italiano acaricia el hartazgo personal. Es por ello que ha trazado un nuevo plan.

Ese plan tiene como objetivo final levantar el título de campeón del mundo en 2017. Para ello, necesitará contar con la inestimable colaboración de su nuevo compañero de equipo, Maverick Viñales. El piloto catalán llega a Yamaha con instrucciones claras: aprender mucho, ayudar, ser solidario con el equipo y, en un futuro, poder competir por el título.

Intercambio de favores

Le han dicho que se olvide de ser un Marc Márquez, capaz de ganar el Mundial de MotoGP en su primer año con Honda, y que se centre en aprender. Que se fije mucho en su compañero, Valentino Rossi, y le ayude a ser campeón del mundo. Si Maverick ayuda a Rossi, posteriormente se verá recompensado. El italiano hace tiempo que anhelaba un compañero que remase junto a él. Si Maverick traiciona su confianza, tendrá los días contados en el equipo japonés.

Maverick es ideal para la lucha que prepara Valentino de cara al próximo año. El de Tavullia estaba harto de Jorge Lorenzo, con quien no sintonizaba en lo personal ni en lo colectivo. Ambos tenían una dura guerra interna en Yamaha que se saldó con la marcha de Lorenzo a Ducati. Rossi cruza los dedos para que los tiempos de bonanza que a priori le vienen sean productivos.