El plan 'kamikaze' de Fernando Alonso para el GP de Malasia

stop

El piloto asturiano traza una estrategia para puntuar en el trazado de Sepang

Honda abre una nueva posibilidad para el futuro de Fernando Alonso | EFE

01 de octubre de 2016 (19:44 CET)

El circuito donde hace casi un año explotó la tensión en MotoGP con Valentino Rossi, su patada, y Marc Márquez como protagonistas, vivirá este domingo otra carrera para la historia. O no. Dependerá de Fernando Alonso y de si es capaz de llevar a cabo su plan kamikaze durante el Gran Premio de Malasia de la Fórmula 1.

Alonso, que fue sancionado con una penalización de 45 puestos de cara a la salida de la carrera, parte desde la última plaza. A pesar de que durante los entrenamientos, el asturiano fue el séptimo más veloz de la parrilla, cometió la imprudencia –o no– de usar su octava unidad de combustión interna (10 puestos de sanción) y cambió otros cuatro componentes del motor. Ello le penaliza. Por eso, corrió lo mínimo durante la clasificación del sábado para guardar neumático.

El plan kamikaze de Alonso empezaba por hacer el tiempo mínimo (107%) para asegurarse salir desde la meta en lugar de salir desde el garaje de boxes y no gastar neumático. Así, de cara a la carrera, partirá con un neumático prácticamente nuevo y no tendrá que apurarlo tanto como en otras ocasiones. Además, esto le servirá para ponerse a prueba. Es una especie de reto personal.

Salida diabólica

La parte divertida del plan es la siguiente. Alonso disfruta mucho adelantando y compitiendo con los rivales. En los últimos años se aburre más porque los cambios de reglamento han perjudicado el dinamismo de las carreras. Es por ello que en Sepang disfrutará como un niño porque al fin tiene un motor en condiciones y saliendo desde atrás podrá hacer muchos adelantamientos.

Irá a por todas, con la idea de firmar una salida diabólica para recortar posiciones cuantos antes y poder pelear de tú a tú con sus rivales. Su objetivo es entrar en puntos. Pero si apura mucho, corre el riesgo de llevarse a un rival por delante. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad