El plan de Yamaha para jubilar a Valentino Rossi

stop

El equipo japonés prepara ya el futuro sin el piloto italiano  

Valentino Rossi desmonta a Jorge Lorenzo | MotoGP

20 de octubre de 2016 (12:47 CET)

Valentino Rossi, el piloto más mediático, el que mueve más dinero, ya tiene 37 años. Y no gana un Mundial desde 2009. El Mundial de 2016 ha evidenciado que el piloto italiano ya no tiene la chispa ni la magia del pasado. Marc Márquez ha sido muy superior y en Yamaha tienen dudas sobre el futuro de su estrella. El brillo se apaga y el equipo japonés apostará muy fuerte por Maverick Viñales, que en 2017 sustituirá a Jorge Lorenzo en Yamaha.

El fichaje de Viñales fue una operación estratégica en Yamaha. En el equipo preparan ya el relevo generacional y confían en el piloto catalán para desafiar, a medio plazo, a Márquez. Sin Lorenzo, Valentino será el líder de Yamaha, pero sus dirigentes serán muy exigentes con Viñales. No quieren que interprete un papel secundario. Sus planes, obviamente, contrastan con el deseo de Rossi.

El heptacampeón del mundo de la categoría reina quiere que Viñales sea su escudero en 2017. A cambio, está dispuesto a impulsar su carrera un año después. El italiano cree que la próxima temporada se jugará sus últimas opciones de ganar su décima campeonato.

Moto revolucionaria

Yamaha ha prometido a Rossi que tendrá una moto "revolucionaria". En Japón también han reconocido que la moto de 2016 no es competitiva y que no han evolucionado el motor desde la sexta carrera. Desde el Gran Premio de Italia. En 2017, sin embargo, no habrá excusas.

Rossi tendrá su última oportunidad para completar un palmarés increíble. En Yamaha serán muy exigentes y ya preparan su jubilación. Quieren que siga vinculado al equipo, ya sea como técnico o como asesor. Económicamente, Valentino todavía es rentable.