El plan de Honda para dejar a Valentino Rossi sin su décimo Mundial

stop

Marc Márquez ya trabaja a destajo con las miras puestas en 2017

Marc Márquez señala al relevo de Valentino Rossi en Yamaha  | EFE

20 de octubre de 2016 (20:16 CET)

Lo de Marc Márquez es de otro planeta. El piloto catalán más laureado de la historia de MotoGP, que recogió el título de campeón del mundo en 2016 el pasado domingo en Japón, no deja de sorprender a propios y extraños. Asumida y digerida la victoria de esta temporada, el Tro de Cervera ya se ha puesto a pensar en el curso próximo. Es un animal competitivo.

Márquez quiere ser el mejor de la historia del motociclismo, pero eso no es tarea fácil. Por lo pronto ha igualado a Jorge Lorenzo en títulos y ambos ya son los mejores españoles históricos –Ángel Nieto reinó en 125 cc. y 50 cc.– en la categoría reina. Ahora, el objetivo del catalán es Rossi, heptacampeón en MotoGP y nonacampeón mundial.

Para ello, el de Cervera ha trazado un plan con Honda que amenaza con ser un bombazo. Atrás han quedado los temores de competir esta temporada con una moto teóricamente inferior a la Yamaha. Honda ha vivido del talento de Márquez y ha podido mejorar la motocicleta de cara al próximo curso. Lo que se comenta en el paddock es que serán mucho más poderosos en 2017.

Dos motores distintos

A sus 37 años, Rossi lo tiene difícil para plantar cara al talento del muchacho. Lo ha hecho muy bien este curso, pero ha tenido caídas tontas que han destapado su falta de consistencia para soportar la presión que imprimía Marc.

Mientras Rossi se lamenta de todo lo que pasó en 2015 y su círculo de confianza va diciendo que tienen nueve títulos y medio, Márquez ya prepara su próxima moto. Ahora mismo hacen pruebas con dos modelos distintos. El actual, para mejorarlo. Y un nuevo motor big bang, que prima la aceleración y el agarre en detrimento de un poco de potencia. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad