El plan de Honda con la nueva moto de Marc Márquez 

stop

El nuevo objetivo del catalán apunta a 2017

Responden a las quejas de Máquez y Pedrosa de la forma más contundente | EFE

12 de noviembre de 2016 (15:56 CET)

Apuntan a 2017. Marc Márquez y Honda afrontan la última carrera del campeonato de MotoGP como un mero trámite. El de Cervera se presenta a la prueba final con la faena ya hecha, por lo que la idea del equipo para Cheste es que el catalán pruebe nuevas piezas de la nueva moto.

El joven piloto de Honda se coronó campeón en el Gran Premio de Japón. En casa de la marca naranja y ante su afición, el español firmó su final de temporada particular. Tras pasarles la mano por la cara a sus rivales directos, Marc se consiguió su quinto título mundial en el motociclismo. Por ello, desde entonces la calma y la tranquilidad de haber hecho las cosas bien reinan en los boxes del equipo.

Objetivo: 2017

Ahora, ya toca mirar hacia el año que viene. Valentino Rossi, rey de Yamaha, y Jorge Lorenzo, debutando en Ducati, le podrán las cosas más que complicadas a Márquez. Conscientes de ello, en la escudería nipona ya se han puesto manos a la obra; el catalán probará nuevas piezas tras el fin de semana en Valencia. En los test, Honda espera dar con la pieza clave y seguir trabajando a partir de ello: "Muchos pilotos cambian de moto. Nosotros probaremos parte de la moto nueva, no completa. Es mejor así, ir evolucionando poco a poco, para entender las cosas. Primero el fin de semana y luego ya se hablará del test", desvela Márquez desde el circuito de Cheste.

Honda se llena de paciencia y llama a la calma para seguir haciendo las cosas bien. Paso a paso y con pies de plomo esperan seguir en lo más alto de la clasificación del mundial de MotoGP el próximo año 2017

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad