El plan de Apple con Fernando Alonso

stop

El piloto asturiano, en el punto de mira de la multinacional estadounidense

El último en avisar a Fernando Alonso | EFE

21 de noviembre de 2016 (13:38 CET)

Apple, una de las compañías más poderosas del mundo, se planteó la compra de McLaren.

La empresa californiana mantuvo contactos con la dirección de la escudería británica, pero las conversaciones no culminaron en un acuerdo que hubiera solucionado los problemas económicos del equipo británico.

 La entrada de Apple, sin embargo, no hubiera sido bien recibida por Fernando Alonso.

La empresa que fundó Steve Jobs sopesó la compra de McLaren con el objetivo de reforzar su marca. Y entre los planes de Apple estaba una reorientación de la escudería. Un nuevo rumbo que hubiera comportado, probablemente, la salida de Fernando Alonso.

El gigante informático quería cambiar la estructura de McLaren. El primer paso consistía en una profunda renovación de su cúpula directiva.

Nuevos valores

Apple quería implantar su modelo en McLaren, apostando por nuevos valores. Y este cambio afectaba también a los pilotos.

El gran perjudicado del aterrizaje de Apple hubiera sido Alonso, que cobra 30 millones de euros anuales. En la compañía californiana consideran que esta cifra no es sostenible por un piloto que no puede luchar por el título.

Los responsables de Apple, en cambio, dieron luz verde a la sustitución de Jenson Button por Stoffel Vandoorne, prometedor piloto belga de 24 años.

"Los accionistas del equipo McLaren y la compañía de coches deportivos de lujo han rechazado las ofertas de posibles compradores", recalcó un alto cargo de Woking. El mismo reconoció que mantuvo contactos con Apple, aunque recalca que McLaren "nunca tuvo una oferta" de la multinacional estadounidense.

Alonso piensa cumplir el año de contrato que le queda en McLaren, a la espera de conocer los cambios que se produzcan en la escudería con la salida de Ron Dennis. El piloto español espera que Eric Boullier, el actual director deportivo, siga en el cargo. El francés es su gran valedor en McLaren.