Renault trabaja a destajo| EFE

El piloto que le quita a Fernando Alonso un volante ganador (y la fuga sonada)

stop

El asturiano se queda sin una plaza en uno de los grandes equipos

28 de noviembre de 2017 (15:30 CET)

Con la temporada de Fórmula 1 ya acabada y con Lewis Hamilton y Mercedes como campeones, los pilotos y las escuderías ya miran hacia el 2018, un año clave para Fernando Alonso.

El asturiano llevará el próximo año motores Renault en su McLaren. Tras el desastre que ha supuesto la unión de McLaren con Honda en estos tres años, los británicos decidieron poner punto y final a la relación con el motorista japonés y apostar por Renault.

Las previsiones de lo que puede ser la temporada que viene, sin embargo, no son mucho mejores de las de esta campaña. Según los simuladores, el coche del asturiano estará  lejos de los tres grandes equipos (Mercedes, Red Bull y Ferrari) y peleará, si todo va bien, con Williams y Force India por entrar en los puntos.

Una puerta cerrada

Ante estas nuevas previsiones, la idea de Fernando de volver a luchar por un Mundial se ha esfumado. O al menos de hacerlo subido a un McLaren. No le quedan muchos años al español en la Fórmula 1 y las posibilidades de ser otra vez campeón se van acabando.

No sabemos si, una vez haya finalizado su contrato con la escudería británica, Alonso decidirá buscar otro equipo o retirarse. Lo que sí sabemos es que hay un piloto que le ha quitado la posibilidad de tener una plaza en una escudería ganadora.

Se trata de Mercedes. Nikki Lauda está intentando, desde hace ya varias temporadas, atraer a Max Verstappen a la escudería alemana. Es un piloto con un talento brutal y que con un coche rápido y ganador como es el Mercedes, seguro optaría a ser uno de los ganadores del Mundial.  Por el contrario, en el equipo germano no quieren saber nada de un Fernando que cada vez está más cerca de la retirada.

Una fuga de impacto

Pero claro, para que Verstappen llegue, alguien debe irse. El nombre que está apareciendo en las quinielas es el del actual campeón. Y no porque el equipo quiera que se vaya.

Es el mismo Hamilton el que ha repetido en más de una ocasión que en un futuro próximo quiere dejar las carreras y centrarse en su otra pasión: la música. El inglés, que ya ha ganado 4 mundiales, no descarta que cuando finalice su contrato con Mercedes, coja sus cosas y se marche.

Una hueco que, por mucho que Alonso estuviese interesado en cubrir, los alemanes ya le han cerrado la puerta y se la han abierto de par en par al joven y prometedor piloto de Red Bull.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad