El palo bestial de Ferrari (y Vettel) a Fernando Alonso

stop

En Maranello no perdonan ni una al asturiano

Vettel aprovecha el paso de Alonso por la IndyCar para mandarle un recadito  | EFE

29 de mayo de 2017 (10:39 CET)

Más de medio año ha pasado desde que Fernando Alonso no ve la bandera a cuadros en dos carreras seguidas. La última vez fue al final de la temporada pasada, cuando completó dos décimos puestos en los de GP de Brasil y de Abu Dabi.

Y es que esta temporada está siendo un calvario para el asturiano en McLaren-Honda. Solo en su primera temporada en el equipo británico completó un inicio similar, cuando solo acabó dos de las ocho primeras carreras y encadenó cuatro retiradas consecutivas.

Es asturiano espera que en las próximas semanas se cumpla alguna de las promesas de mejora que por tercer año consecutivo le han hecho antes de empezar el Mundial y que no han llegado a producirse.

Paréntesis

Mientras tanto, el ovetense se dio un descanso en un año tan convulso y decidió participar en las 500 Millas de Indianápolis. Una decisión que ha sido muy criticada en el paddock de Fórmula 1 pero que el bicampeón defendió señalando que quiere entrar en la historia del motor y uno de los caminos era seguir a Graham Hill y lograr la triple corona –Mundial de F1, 24 Horas de Le Mans e IndyCar-.

Pero nada ha salido como esperaba. El de McLaren-Honda se mostró muy satisfecho ante los medios de comunicación, pero lo cierto es que parece que el gafe le persiga. Cuando parecía que todo iba bien en el circuito americano, rompió el motor Honda cuando solo le quedaban 21 vueltas para terminar la prueba.

La noticia no pasó desapercibida en los boxes de la máxima competición del motor, donde varios pilotos esperaban con ansias el fracaso del asturiano en Indianápolis.

El mensaje de Ferrari

Muchos pilotos han considerado la ausencia del piloto por correr en la IndyCar como una falta de respeto a la F1. Sobre todo en Ferrari, donde además tampoco olvidan los desprecios que no ha dejado de propinar el asturiano a la escudería italiana.

"El mismo horno y los mismos panaderos", decía el español sobre el equipo del Cavallino Rampante antes de empezar la temporada cuando le pedían un pronóstico para el Mundial. El tiempo ha confirmado que Alonso se equivocó.

Y es que mientras Fernando vuelve a romper el motor y se convierte en el hazmerreír de la F1, Sebastian Vettel se llevó otra victoria en el GP de Mónaco que le acerca un poquito más al Mundial, dejando en evidencia a Fernando Alonso.  En Ferrari aún se preguntan si era necesario tanto espectáculo alrededor de la participación del ovetense en la carrera del óvalo para terminar como siempre: rompiendo el motor.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad