El mensjae de Sebastian Vettel en Ferrari que fulmina a Fernando Alonso con McLaren | EFE

El nuevo Ferrari le cambia la cara a Fernando Alonso con un bombazo

stop

El piloto asturiano sigue arrastrando con resquemor su marcha del equipo italiano

04 de enero de 2018 (18:57 CET)

Hay amores que matan. Y la historia de amor que Fernando Alonso vivió con Ferrari terminó como el rosario de la aurora.

Superada en parte, todavía no han cicatrizado del todo algunas de las viejas heridas que dejó aquella traumática relación. Ya han pasado cuatro años.

Tres temporadas en McLaren no han propiciado una mejora sustancial en la vida de Alonso. Quizá en lo económico, pero nunca en lo deportivo.

Este 2018 las tornas han cambiado. La nueva normativa, que entró en vigor en 2017, parece que podrá ser mejor aprovechada por los equipos este año.

Mientras Fernando se centra en McLaren y la nueva unión con los motores Renault, en Ferrari se crecen. Creen que este año, por fin, ya toca romper la hegemonía de Mercedes.

Alonso asiste a la evolución de su ex equipo con estupor. No le hace mucha gracia ver a Sebastian Vettel levantar un nuevo título del mundo.

Sin embargo, el asturiano prefiere aislarse del circo de la Fórmula 1 y está muy centrado en su nuevo reto: las 24 horas de Daytona.

Alonso participará en una nueva carrera de resistencia para ganar experiencia en la aventura que McLaren le permite emprender este año. Objetivo: la triple corona del Automovilismo.

La obsesión del piloto español no es otra que ganar el GP de Mónaco de F1, las 500 millas de Indianápolis y las 24 horas de Le Mans. Por eso, Daytona le sirve para practicar.

Los temibles avances de Ferrari

Pero en el equipo británico no pierden de vista a los italianos. Según informa La Gazzetta Dello Sport, a pesar del alto blindaje que rodea a la Gestione Sportiva, el nuevo vehículo ha obtenido unos resultados sorprendentemente buenos en las últimas simulaciones.

Simone Resta y Enrico Cardile han apostado por aumentar seis centímetros la distancia entre el eje trasero y delantero del automóvil. Todo ello, tras comprobar que las ventajas aerodinámicas en curvas rápidas con esta configuración son mucho mayores que los inconvenientes.

Por último, y con Sergio Marchionne contento por los resultados obtenidos con el nuevo organigrama modelo FCA, los técnicos han tenido mayor libertad para la imaginación en un monoplaza que mantendrá el transportador de flujo frente a los pontones como seña de identidad, así como se ha tenido un gran cuidado en la instalación de los radiadores para intentar conseguir la menor resistencia posible al aire.