El 'no' de Red Bull a Fernando Alonso 

stop

La escudería cierra las puertas al piloto asturiano

El plan de McLaren para poner a Fernando Alonso en la puerta de salida | EFE

17 de agosto de 2016 (19:04 CET)

Sondea el mercado. No está siendo una etapa fácil para Fernando Alonso. El piloto asturiano decidió dejar Ferrari hace un año y medio para adentrarse en un nuevo proyecto. Para el español, McLaren-Honda era la única propuesta que podría plantar cara a la hegemonía de Mercedes. Y es que tras su paso por la escudería roja, el ovetense vio claro que la marca del caballo estaba destinada a ser la segundona. De hecho, los resultados con el nuevo binomio no han sido los esperados, pero Ferrari tampoco ha dado el paso hacia adelante para plantarle cara a Mercedes.

Ahora, tras una temporada y media en McLaren, Alonso quiere tantear su futuro fuera de su escudería. Y es que la tensa relación con Ron Dennis y el incumplimiento de los plazos prometidos con el nuevo proyecto han provocado que Fernando sondee los equipos de la parrilla. La realidad es que el Nano tiene pocas puertas a las que picar, ya que si se marchase de su actual equipo sería para dar un paso hacia adelante.

En este sentido, Mercedes es una opción prácticamente imposible este año, ya que tanto Hamilton como Rosberg han ampliado sus contratos y la marca está satisfecha con los dos pilotos titulares. Por otro lado, la alternativa de Ferrari está descartada, puesto que Alonso no salió de la mejor manera del equipo rojo.

De este modo, Red Bull era la alternativa con más papeletas. Sin embargo, parece que la opción más llamativa para Fernando le ha dado calabazas. La marca de la bebida energética sigue una filosofía muy clara: apuesta por jóvenes pilotos y tira de cantera. Un claro ejemplo de ello es Max Verstappen. El holandés ha sido la gran apuesta de la escudería esta temporada y ya están recogiendo sus frutos. Por tanto, Alonso, un piloto con caché y experimentado, no entraría en sus planes. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad