La apuesta de Rossi para el desenlace del Mundial | EFE

El miedo insuperable de Valentino Rossi en MotoGP (y el dardo a Marc Márquez)

stop

El piloto italiano traza la estrategia para lograr lo imposible

28 de julio de 2017 (18:45 CET)

Valentino Rossi tiene miedo. Sabe que ya no es el que era, que ha perdido velocidad, que sus 38 años no perdonan y que el físico (mide 1,82 metros de altura) le pasa factura.

El piloto italiano lo tiene todo de su lado para lograr el título este año. Yamaha ha modificado el chasis perjudicando a Maverick Viñales, Michelin cambió los neumáticos y en Dorna verían con muy buenos ojos la victoria de il dottore. Además, está a solo 10 puntos del líder.

Sin embargo, se antoja difícil, prácticamente imposible, que vuelva a coronarse campeón del mundo. Fracasó en 2015 cuando lo tenía todo a favor y volvió a caer el pasado curso, a manos del mejor piloto de la actualidad, Marc Márquez. Precisamente, el catalán vuelve a liderar la clasificación.

Desde aquel final de curso en 2015, la ira le corroe. Pero, sobre todo, ha desarrollado un fuerte miedo hacia el piloto catalán.

Ese miedo Rossi lo canaliza como los niños en el colegio, con la táctica de la intimidación contra aquel al que se teme, de criticar al que se envidia.

Declaraciones muy contundentes, malas miradas, avisos e indirectas en prensa, la movilización de sus fans en contra de Márquez y Jorge Lorenzo... El verdadero miedo de Rossi es que Márquez le supere. Que entierre su leyenda.

La teoría del biscotto que el propio Rossi alimentó con fuertes declaraciones el año pasado, especialmente en Malasia, destapa un miedo profundo hacia Márquez. Un miedo que le llevó a construir esa paranoia que solamente el propio Rossi, sus compinches y los forofos llegaron a creer: que Márquez favoreció el triunfo de Lorenzo para perjudicar al italiano.

Dardo envenenado 

"Márquez siempre se ha comparado mucho conmigo. Quiere superarme en número de victorias, quiere superarme en número de Mundiales. Por eso, si yo gano otro Mundial sabe que él tendrá que ganar otro más para alcanzarme", llegó a decir.

Rossi tiene un total de nueve mundiales. Siete de ellos (2001-2005 y 2008-2009) conquistados en la categoría reina, MotoGP (500 cc), y los otros dos en 125 cc (1997) y 250 cc (1999), respectivamente.

Es el piloto con más victorias (85) y podios (162) en MotoGP y el que más poles ha conseguido en el Mundial de motociclismo (61). Márquez, de 23 años, ya suma cinco títulos del mundo: uno en 125 cc (2010), otro en 250 cc (2012) y tres más en MotoGP (2013, 2014 y 2016).

Otra cosa que tienen en común es que ambos se estrenaron en MotoGP de la mano de Honda, y con la escudería nipona –con la que Rossi terminó muy mal y nunca más se reconciliaron– llegaron sus primeros éxitos. Sin embargo, Márquez ganó en su año como debutante, mientras que Rossi lo hizo en la segunda temporada.