El menosprecio de Fernando Alonso a Carlos Sainz (y amigos)

stop

El bicampeón del mundo se pasa de frenada en Estados Unidos

Carlos Sainz Jr. y Fernando Alonso

24 de octubre de 2016 (11:05 CET)

Fernando Alonso no tiene amigos en la Fórmula 1. Sólo rivales. Ni tan siquiera tiene una relación estrecha con Carlos Sainz, el otro piloto español. Entre ambos, el vínculo es cordial pero frío. De puertas adentro, el asturiano incluso destapa su preocupación por la eclosión de su compatriota, a quien siguen las grandes escuderías. En el Gran Premio de Estados Unidos, Alonso le ganó la partida a Sainz y celebró su adelantamiento y su quinto puesto final con un grito que le ha valido las críticas del entorno del madrileño. Con un extraño "¡yehaaa!" que sorprendió a todos. Sainz esquivó cualquier polémica, pero no entiende algunas reacciones de su ídolo.

"El yeehaaa sólo me sale bien en el coche, donde tienes la cara apretada con el casco", manifestó el bicampeón del mundo en Austin. Alonso no quiso profundizar en su felicidad, pero sí tiró con bala contra Carlos Sainz y Toro Rosso cuando escenificó su adelantamiento, palabras que no han caído en gracia en la 'filial' de Red Bull. "El adelantamiento a Felipe Massa fue difícil porque el Williams es un coche muy rápido en las rectas. Con Carlos, en cambio, sólo se trataba de abrir el DRS y adelantar", recalcó el piloto de McLaren.

Décima plaza

Alonso ocupa la décima plaza de la clasificación general con 52 puntos, un registro que deberá elevar en 2017. El bicampeón del mundo espera tener un coche mucho más fiable y competitivo durante la próxima temporada, pero en McLaren ya asumen que no podrán luchar por el título porque Mercedes seguirá compitiendo a otro nivel. Sainz, por su parte, seguirá en Toro Rosso a la espera de atar un volante mejor.

Los dos pilotos españoles serán rivales en la pista y en los despachos. En 2018 habrá muchos cambios en las principales escuderías y Mercedes contempla la posibilidad de romper con Hamilton. Ferrari también se plantea dar boleto a Rikkonene. Y Sainz gusta a los grandes. Su rivalidad irá a más y algunos temen que se vaya de madre. Que se convierta en una versión con cuatro ruedas del pique entre Marc Márquez y Valentino Rossi. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad