El lío independentista que quita la careta a Marc Márquez | EFE

El lío independentista que quita la careta a Marc Márquez

stop

El piloto catalán se enfanga al tratar de esquivar la polémica secesionista

27 de septiembre de 2017 (13:14 CET)

El 1 de octubre está a la vuelta de la esquina y en Catalunya se palpa la tensión. El ambiente está enrarecido y hay muchas dudas sobre la actitud que tendrá la policía durante el domingo.

La división que impera en la sociedad catalana fue alimentada en los últimos días con las detenciones impuestas por el gobierno español. La Policía Nacional y la Guardia Civil pasaron a la acción y ello despertó a muchos acomodados.

En los últimos días, no se habla de otra cosa en Catalunya. Tampoco en España, como se demostró en la pasada sesión convocada en el Congreso de los Diputados.

Ni siquiera el deporte queda al margen de la polémica. El lío ha llegado hasta MotoGP, donde varios de los pilotos catalanes se han tenido que mojar sobre el asunto. Unos más que otros.

Los hermanos Aleix y Pol Espargaró han sido contundentes. Realmente, es una pena porque parece que volvemos atrás y vamos a una guerra civil. Es una prueba más de que hay mucho miedo en España de quedarse sin Cataluña", dijo Aleix en Aragón.

Marc Márquez, en cambio, ha sido mucho más discreto. Comedido en sus palabras, el de Cervera no se quiere posicionar públicamente.

Lo que está pasando en Catalunya con el referéndum del 1 de octubre me preocupa, como a toda la sociedad, pero no me voy a mojar”, aseguró el piloto de Honda.

"Me afecta como ciudadano, pero no entiendo lo suficiente. Con lo que leo en las noticias, con lo que puedo extraer, no es suficiente. Prefiero guardarme mi opinión y verlas venir, a ver qué pasa", prosiguió Márquez.

Finalmente, el catalán dio alguna pista de cómo piensa, aunque no gustó demasiado al bando nacionalista: “Soy catalán porque vivo en Cataluña, pero me siento español porque Cataluña está dentro de España. Así de sencillo”.

“Es como un andaluz, que se sentirá andaluz y español, y él si saca la bandera andaluza, seguramente no pasaría nada. Pero con la situación que hay, pasa esto y tenemos que ir con pies de plomo. Yo corro en la pista por mi afición y mi afición se representa con el 93”, zanjó Márquez, duramente criticado en redes.