El harakiri de Honda: la cara de tonto de Fernando Alonso

stop

El piloto español asume que su continuidad en McLaren no traerá éxitos en 2017

Fernando Alonso en Mónaco

25 de junio de 2016 (17:00 CET)

El binomio McLaren-Honda no funciona. O, al menos, no funciona como desearía Fernando Alonso. El MP4-31 no es un coche competitivo y el piloto español sólo puede aspirar a sumar puntos. El podio es una utopía y no digamos ya ganar una carrera. En Japón siguen trabajando para mejorar las prestaciones del monoplaza de este año, pero sobre todo para tener un coche muy potente en 2017. El problema es que nadie encuentra la fórmula para mejorar las prestaciones del motor. Y su máximo responsable, Yusuke Hasegawa, admite que las cosas pintan mal.

"En estos momentos estamos teniendo cuidado con la fiabilidad, pero no un cuidado excesivo. Si tenemos un buen rendimiento, lo introduciremos", manifestó Hasegawa.

Sin nuevos motores

El máximo responsable de Honda en la Fórmula 1 explicó que Honda no ha introducido nuevos motores en 2016 porque las ganancias obtenidas han sido marginales y que en estos momentos no pueden asumir un nuevo propulsor.

"Es muy simple. No tenemos suficiente rendimiento en las mejoras y no podemos introducirlas. No estamos listos y no tenemos planes para ellos, porque no tenemos suficiente tiempo para cambiar todo el motor ni tenemos suficientes tokens. Sólo introduciremos algunos cambios en las partes suplementarias".

Las palabras de Hasegawa han causado una gran preocupación en McLaren. En  la escudería británica aumenta el escepticismo sobre las previsiones para la próxima temporada. Nadie puede prometer un coche fiable y rápido a Alonso, que no descarta nada al acabar la temporada. El bicampeón del mundo puede seguir en McLaren, cambiar de escudería o retirarse de la Fórmula 1. Las noticias que recibe de Japón no son las deseadas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad