El feo de McLaren a Fernando Alonso en la celebración de Spa

stop

El asturiano ha firmado una gran remontada en Bélgica

Chivatazo a Fernando Alonso: el nuevo motor que lo puede petar en la F1

28 de agosto de 2016 (17:49 CET)

Buena carrera. A Fernando Alonso le ha acabado sonriendo el fin de semana en el Gran Premio de Bélgica. El asturiano ha conseguido remontar hasta 15 posiciones y ha terminado séptimo en un examen que parecía perdido. El piloto de McLaren-Honda tuvo problemas con el motor en los libres del pasado viernes y en la prueba de cualificación del pasado sábado. De hecho, el ovetense salía en la última posición de la parrilla. No ha bajado los brazos.

Este domingo la suerte le ha venido de cara al piloto español y en nueve vueltas ha pasado del puesto 22 a la cuarta plaza. Con cinco abandonos, un aparatoso accidente de Magnussen y varios toques que han reinado en el complicado trazado de Spa, Alonso ha sido uno de los más afortunados. El Nano ha aguantado bien la presión y ha conseguido terminar en séptima posición. En cambio, Jenson Button ha tenido que abandonar la carrera, ya que un Manor le ha investido por detrás.

Fernando Alonso enciende la llama

De este modo, este fin de semana la fortuna ha acabado haciéndole un guiño a Alonso. Y es que aunque el resultado haya estado más que positivo, no todo ha sido de color de rosa en Spa. Los pilotos han tenido que parar después el accidente de Magnussen. Tras unas vueltas con el safety car, la organización ha decidido parar la carrera para colocar bien las protecciones. En este instante, el Nano ha aprovechado para bajar del coche y comentar la gran remontada con miembros del equipo. El asturiano ha podido intercambiar sensaciones con dos de sus mecánicos, pero sin embargo, Ron Dennis no se ha acercado. Se esperaba una felicitación del mandamás de McLaren por el gran inicio de carrera de Alonso, no ha llegado.

En este mismo sentido, parece que cuando ha finalizado el Gran Premio la tónica del equipo ha sido la misma. Según desvelan fuentes internas del paddock, los 'capos' de McLaren, básicamente Dennis, y Hasegawa comienzan a perder la paciencia con Fernando. En la escudería se valora el potencial profesional del ovetense, pero sin embargo, su carácter crea un clima de tensión. El piloto español no se corta ni un pelo e intenta tomarse con humor los baches por los que atraviesa el nuevo proyecto. Este hecho cae como una pulla envenenada al equipo, por lo que en la celebración que Alonso se merecía varios mandamases del binomio no han felicitado al asturiano como debía.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad