Jorge Lorenzo se queda sin equipo más allá de Ducati | EFE

El equipo que cuelga el teléfono a Jorge Lorenzo

stop

La escudería que no quiere saber nada del balear

12 de octubre de 2017 (13:06 CET)

Mal asunto. Jorge Lorenzo no está cumpliendo con las expectativas generadas con su llegada a Ducati. El balear llegó como una estrella y en Bolonia le convirtieron en el piloto mejor pagado de la parrilla. Los italianos esperaban que el español les devolviera a lo más alto de MotoGP, allí donde los llevó Casey Stoner.

Pero nada más lejos de la realidad. Lorenzo es séptimo con 106 puntos, muy alejado de los puestos que dan acceso al podio. Además, su compañero Andrea Dovizioso, a priori el segundo piloto del equipo,  suma casi le dobla en puntos –acumula 208- y se mantiene vivas muchas opciones para alzarse con el campeonato. Dovi es segundo a 26 puntos de Marc Márquez.

Aviso a navegantes

Desde Ducati ya avisaron a Jorge: no esperaban que este año ganara el Mundial, pero sí que estuviera en la lucha por los podios para el año que viene dar el paso adelante definitivo.

Pero ni ha estado entre los mejores ni auguran en Bolonia que las cosas vayan a cambiar el próximo año, con lo que la renovación del pentacampeón pende de un hilo.

Tanto es así que el mallorquín ya ha puesto hilo a la aguja y estudia que opciones le quedarían si no termina renovando con la marca roja.

Sin opciones

A Yamaha no volverá mientras está Valentino Rossi. La relación de Lorenzo con Il Dottore acabó muy deteriorada y demasiadas cosas tendrían que cambiar para que se produjera el regreso del balear.

En Honda también tiene las puertas cerradas. Marc Márquez prefiere a un ‘escudero’ como Dani Pedrosa que no un ‘rival’ como Lorenzo, con lo que recalar en el equipo nipón se antoja una misión imposible.

La única opción ganadora que le queda es Suzuki, pero los japoneses tampoco quieren ver al piloto ni en pintura. Los de Shizouka ya le hicieron una oferta a finales del 2016, cuando decidió dejar Yamaha, pero entonces Jorge no se tomó en serio la propuesta al considerar a Suzuki un equipo inferior. Una respuesta que los japoneses todavía no perdonan, y que tampoco olvidan.

Las únicas opciones que le quedan al ex campeón son la de KTM, donde no pueden ofrecerle un proyecto ganador, o alguna escudería satélite, algo que no quiere ni plantearse Lorenzo.