El entramado empresarial que se esconde tras los negocios de Fernando Alonso

stop

El asturiano es uno de los deportistas más ricos del mundo

Fernando Alonso y el propietario de la MotoGP, Ezpeleta

11 de junio de 2016 (17:57 CET)

Fernando Alonso no pasa sus mejores días en la Fórmula 1. Tras cambiar Ferrari por McLaren, el bicampeón ha vivido en continuas idas y venidas. Los resultados no llegan y Ron Dennis se empieza a poner nervioso. Actualmente, el asturiano es el piloto mejor pagado de la parrilla (cobra 36,5 millones de euros) y desde la cúpula del equipo se quiere bajar la ficha del piloto.

Unos problemas económicos que no parecen preocupar a Fernando. La marca 'Alonso' está en declive y la Fórmula 1 no tiene en España la misma repercusión que en la época dorada del asturiano. Aun así, los dolores de cabeza del piloto están lejos del dinero. Y es que, según desvelaba la lista Forbes, el ovetense ocupa el puesto número 17 del ranking de los deportistas mejor pagados en todo el mundo.

Fernando Alonso, el empresario

El piloto español tiene unos ingresos totales de 35,5 millones de dólares, de los que 34 provienen de su contrato con McLaren y 1,5 de patrocinadores. Aun así, los ingresos del Nano van más allá de la Fórmula 1. El español tiene inversiones en productos financieros con garantía de capital e inversiones inmobiliarias. Y no todo queda ahí.

También se mueve en otras actividades empresariales que gestiona junto con agentes experimentados. Sus principales socios son sus padres, José Luis Alonso y Ana María Diaz, quienes administran Gespuam SL y DAF 5 Management SL. El piloto español ha creado estas empresas para gestionar sus derechos de imagen. Además, éstas también se encargan de gestar y comercializar los productos de merchandising del asturiano y del asesoramiento que pueda necesitar.

Según Informalia, altas cantidades son las que se esconden detrás de estas sociedades (Gespuam tiene un patrimonio de medio millón de euros y DAF 5 de 12 milliones).

Pero el espíritu empresarial de Fernando Alonso no queda solo aquí, ya que el asturiano tiene en su propiedad un Museo en Oviedo. En esta exposición hay más de 270 piezas, todos los coches que el asturiano ha pilotado hasta día de hoy, su colección de trofeos y cascos y un circuito de karting. En definitiva una inversión que no se ha quedado corta y que se suma a la gran riqueza del asturiano. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad