El ego de Jorge Lorenzo fulmina a un mito en Ducati

stop

El equipo de Bolonia, con problemas para integrar al piloto balear

El ego de Jorge Lorenzo fulmina a un mito en Ducati

21 de diciembre de 2016 (10:25 CET)

Jorge Lorenzo ha destapado su perfil más autoritario en Ducati para evitar intromisiones y colaboraciones no deseadas durante las dos temporadas que, como mínimo, correrá para la marca italiana.

El tricampeón del mundo de MotoGP quiere ser el líder de Ducati y ya ha tenido sus primeros problemas con Casey Stoner, piloto probador del equipo y figura muy respetada por los aficionados italianos.

El expiloto australiano ha acusado a Lorenzo de no escuchar sus recomendaciones y de tener un carácter muy fuerte y un ego bastante subido.

El equipo de Bolonia, por otra parte, sondeó el fichaje de Max Biaggi como coach de Lorenzo, pero el expiloto italiano declinó el ofrecimiento porque no quiere tener problemas con Jorge.

Relación muy cordial

Lorenzo y Biaggi siempre han tenido una relación muy cordial, pero el italiano tiene ahora otras prioridades.

"Efectivamente, tuve la oportunidad de ser el coach de Lorenzo, pero habría tenido que entrar en algo que ya existía, con sus reglas y sus equilibrios", comentó Biaggi durante la presentación de su nuevo equipo de Moto3 del Campeonato italiano de Velocidad.

"Prefiero tener mi propio equipo, ser el dueño de algo modesto. Es un trabajo en progreso para dar una oportunidad a los jóvenes talentos", recalcó Biaggi.

Lorenzo, por su parte, seguirá en contacto con Biaggi, quien no tiene problemas en darle consejos desde la distancia.

El tricampeón del mundo de MotoGP asume que deberá cambiar su manera de pilotar y ser mucho más agresivo en Ducati. Su nueva moto será muy diferente a la de Yamaha, equipo que premia más la técnica que la potencia.