El efecto dominó que sienta a Fernando Alonso en Ferrari

stop

La carambola que se cuece en la F1 es bestial 

Stefano Domenicali bendice el fichaje de Fernando Alonso | EFE

19 de junio de 2017 (22:28 CET)

El futuro de Fernando Alonso está en el aire. El nombre del piloto asturiano está siendo utilizado en vano por Mercedes. Pero todo el mundo sabe, él mejor que nadie, que no terminará en el equipo alemán.

La escudería de Toto Wolff es contundente al respecto, aunque no lo diga públicamente. Las viejas heridas del pasado siguen sin cerrar: no quieren ver al asturiano ni en pintura.

Las aguas bajan revueltas desde que se supo que Valtteri Bottas era el nuevo piloto de Mercedes en sustitución de Nico Rosberg. Sin embargo, lo más sorprendente de todo es la duración del contrato.

El equipo germano cerró un acuerdo por tan solo un año de duración con el piloto finlandés, que el curso pasado pilotaba un monoplaza del equipo Williams.

Mercedes quiere a Vettel

Mercedes estuvo lista porque sabe que los mejores pilotos del mundo terminan contrato en 2018. Es entonces cuando tratarán de pescar a un verdadero crack. Posiblemente, alguien de Ferrari

Mientras tanto, preferían ofrecer un año a Bottas con la condición de que si lo hace muy bien lo renovarán más allá de 2018. Pero las palabras se las lleva el viento.

La estrategia de Mercedes es clara y cristalina: su objetivo es firmar con Sebastian Vettel y volver a contar con un piloto alemán en el equipo. Según comentó el ex piloto de Ferrari Gerhard Berger, Vettel también sueña con fichar por Mercedes. 

Fernando Alonso no entra en los planes de la escudería germana, aunque sea muy goloso pensar en el reencuentro de Lewis Hamilton y Alonso en un mismo equipo.

Alonso tendrá dos opciones grandes

A nivel de marketing, esa sería la mejor opción para el circo de la Fómrula 1 y los dirigentes están encantados con esa posibilidad. Pero Mercedes tiene otras cosas en la cabeza.

El sentimiento patriótico alemán es muy fuerte y el hecho de perder a Rosberg, deja al equipo sin pilotos alemanes. Por ello, el fichaje de Vettel es la mejor opción sin lugar a dudas.

Y ello abre un nuevo escenario para Alonso. Una carambola que lo podría llevar de vuelta a Ferrari, el equipo de donde salió quemando rueda. ¿Si regresó a McLaren, por qué no a Ferrari?

La realidad es que Alonso tendrá un año para ver si el proyecto con McLaren-Honda es de fiar y, en caso de que no lo sea, se podrá plantear alternativas como la de Ferrari, cuyo volante quedaría libre con la marcha de Vettel.