El castigo de McLaren-Honda por la traición de Fernando Alonso con Mercedes

stop

Zak Brown, el nuevo director ejecutivo de Woking, está muy molesto con el piloto español

Fernando Alonso, castigado en McLaren por su traición con Mercedes

07 de diciembre de 2016 (12:42 CET)

Máxima tensión en Woking. Y en Japón. Los descarados flirteos de Fernando Alonso con Mercedes no han sentado nada bien en McLaren ni en Honda.

Zak Brown, el director ejecutivo de McLaren que recientemente sustituto a Ron Dennis, ya ha puesto la cruz al piloto español.

El nuevo jefe de la escudería británica tiene claro que no renovará el contrato de Alonso, cuyo vínculo con McLaren termina en diciembre de 2017.

Yusuke Hasegawa, el máximo responsable de Honda en la Fórmula 1, conoce los planes de Brown y asume su decisión.

Brown está muy molesto con Alonso. Poco después de que le hablara de sus planes de futuro, el piloto español se ofreció a Mercedes para sustituir a Nico Rosberg, que la semana pasada anunció su retirada de la Fórmula 1.

Receptivo e ilusionado

El director ejecutivo de McLaren le prometió que la escudería sería mucho más ambiciosa en 2017 y no descartaba la posibilidad de luchar por el título a partir de 2018.

Alonso, según algunas fuentes, se mostró muy receptivo e ilusionado con las palabras de Brown. En la charla, por ejemplo, se interesó por la evolución del motor y del nuevo chasis.

Brown montó en cólera cuando vio que Alonso tenía muchas opciones de ser el sustituto de Rosberg. Recordó que McLaren le paga 30 millones de euros anuales y que tenía muchas opciones en el mercado para sustituirle.

El director ejecutivo de McLaren sopesa, curiosamente, la contratación de Carlos Sainz como posible sustituto de Alonso en la escudería británica a partir de 2018. El madrileño podría ganar una tercera parte, o menos, que el bicampeón del mundo.