Ducati suelta un ‘top secret’ de Marc Márquez que liquida a Jorge Lorenzo | Archivo

El cambio de cromos que Marc Márquez tiene prohibido a Honda

stop

El catalán cierra las puertas

10 de octubre de 2017 (11:33 CET)

A la vuelta de la esquina. El final del Mundial de MotoGP se acerca a su fin y, si no cambian muchas cosas en los cuatro Grandes Premios que quedan, Marc Márquez se alzará con su cuarto título en la máxima categoría del motociclismo.

Una situación que mira receloso un Jorge Lorenzo al que las cosas no le han ido nada bien esta temporada.

Cambio de aires

El balear dejó Yamaha debido a la relación insostenible que unía al español y a Valentino Rossi en la escudería nipona. Su nuevo destino fue Ducati, a donde llegó como una estrella. El que lo convirtieran desde Bolonia en el piloto mejor pagado de la parrilla fue buena prueba de ello.

Pero los resultados no han llegado. El pentacampeón es séptimo con 106 puntos y, casi sin opciones desde hace semanas de meterse entre los cinco primeros, solo ha subido al podio en dos ocasiones de las 12 carreras disputadas.

Para más inri, Andrea Dovizioso, el segundo piloto de la escudería italiana, es segundo en la tabla con 206 puntos, casi el doble que Lorenzo, y mantiene todavía opciones de arrebatarle el título a Márquez.

La situación tiene desde hace tiempo con la mosca tras la oreja a los responsables del equipo rojo. No esperaban que el mallorquín se alzara con el campeonato esta temporada, pero sí que estuviera metido en la lucha por los podios para atacar el título la próxima temporada.

Con todo y a falta de cuatro pruebas para culminar el curso, los mandatarios boloñeses ya estudian las estrategias a seguir si Lorenzo no termina triunfando.

Ni de broma

Una de ellas pasa por realizar un cambio de cromos con Honda. Jorge dejaría Ducati y pasaría a ser el nuevo compañero de Marc, mientras Pedrosa ingresaría en la marca italiana.

Una operación ante la que Márquez se niega en rotundo. El de Cervera conoce bien a Jorge y sabe que su llegada podría terminar con la calma con la que se vive en el grupo japonés. Sus aires de divo no serían un buen negocio para la armonía que reina en Honda.

En este sentido, el ilerdense prefiere un escudero como Dani como compañero, que no un competidor como Lorenzo

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad