El bombazo final del McLaren de Fernando Alonso revoluciona Montmeló (¡No te lo vas a creer!)

stop

Salen a la luz los datos que pueden determinar los resultados en el Mundial

En McLaren-honda puede haber movimientos muy pronto | EFE

01 de marzo de 2017 (10:51 CET)

Los dos primeros días de test en Barcelona no fueron nada bien para McLaren-Honda. Todo empezó con una fuga de aceite en la primera vuelta de Fernando Alonso sobre el asfalto de Montmeló.

Varias horas y un motor nuevo después, el asturiano volvió a salir a la pista. Algo no funcionaba correctamente y el asturiano tuvo que volver a boxes cuando apenas había completado seis vueltas. Al final de la sesión completó 29, pero solo fue más rápido que Kevin Magnussen.

El segundo día no fue mejor. Esta vez los problemas fueron para el MCL32 de Vandoorne. Sufrió una pérdida de potencia en el motor y tuvieron que cambiarlo. En otras palabras, dos motores en dos días. Las sensaciones no pueden ser peores. O sí.

Pronóstico erróneo

Pensaban en la escudería británica que Ferrari no daría un paso adelante. Sin embargo, van como un tiro. El equipo italiano marcó el mejor tiempo del test con el monoplaza de Kimi Raïkkönen. Otro rival que les pasará la mano por la cara.

Fernando está preocupado. Todo sigue sin funcionar en Woking y se avecina otra temporada nefasta para el bicampeón. Al término de las pruebas no aguantó más y estalló. No solo eso. Avisó de que las cosas no pinta que vayan a ir a mejor.

Lo peor está por llegar

"Si el año pasado tenías 20CV menos, perdía tres o cuatro décimas y este año quizá pierdas medio segundo", comentó Alonso en referencia a la poca potencia que tiene el motor creado por los ingenieros de Honda.

El MCL32 tiene 925 caballos, mientras que los Mercedes y los Ferrari superan los 1.000. Si tenemos en cuenta las declaraciones del piloto, se auguran malos tiempos para McLaren. Sobre el papel, el bólido del asturiano irá más de cuatro segundos más lento por vuelta. Un fracaso total.

Si las cosas ya van mal, veremos lo que ocurre cuando empiece el Mundial. Las esperanzas de los pilotos de McLaren se desvanecen.