El aviso de Fernando Alonso a McLaren revoluciona el fin de semana en Woking

stop

La sede central de la escudería británica trabajó a pleno ritmo para corregir los problemas de aerodinámica del MP4-31

Fernando Alonso y el piloto español conduciendo su nuevo McLaren en Montmeló / EFE

29 de febrero de 2016 (19:16 CET)

Fernando Alonso es uno de los pilotos más perfeccionistas y exigentes de la Fórmula 1. En Ferrari acabaron hartos de él, de sus constantes críticas al equipo y de sus trifulcas con los altos ejecutivos de la escudería italiana. En McLaren también han sufrido las iras del bicampeón del mundo. 2015 fue un mal año para él y para el equipo británico, que prometió un coche mucho más competitivo para 2016. Sin embargo, los primeros test de Montmeló fueron frustrantes y Alonso, según ha podido saber Diario Gol, exigió una mejora inmediata del MP4-31.

Decepcionado, Alonso silenció su frustración en Barcelona. Públicamente no quiso cargar contra McLaren ni contra Honda. En privado, en cambio, estalló. El piloto español tuvo una reunión muy tensa con los responsables de McLaren, que asumieron el malestar de Alonso.

Trabajo extra

El fin de semana no fue plácido en Woking. En la casa de McLaren hubo trabajo extra para mejorar las prestaciones del monoplaza de Alonso y Button. El mensaje también llegó a los jefes de Honda, que deberán mejorar la potencia de sus motores. El otro problema es la aerodinámica. Un problema inesperado que motivó un gran enfado en el piloto asturiano.

En Woking trabajaron a destajo para mejorar los fallos en la aerodinámica. Hay mucho margen de mejora y Alonso ya tiene asumido que esta temporada tampoco podrá optar al título y, rara vez, al podio. Pero quiere sumar muchos más puntos (11, 17º clasificado) que hace un año. Si no tiene buenas sensaciones, a final de temporada romperá con McLaren.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad