El apretón de manos de Marc Márquez con Valentino Rossi se cocinó en Italia

stop

El piloto italiano firmó la paz con el bicampeón del mundo después de muchos meses de tensiones

Valentino Rossi, perseguido por Marc Márquez en Montmeló | EFE

08 de junio de 2016 (13:40 CET)

Valentino Rossi siempre va al límite. En la pista y fuera de ella. El heptacampeón del mundo, el piloto más mediático y controvertido del paddock, firmó la paz con Márc Márquez en el Circuit de Barcelona-Catalunya. El gesto no fue espontáneo ni motivado únicamente por el fallecimiento de Luis Salom. Dos semanas antes, tras el Gran Premio de Italia, Valentino ya planificó la reconciliación con Márquez.

El entorno de Rossi le pidió que pusiera fin a su guerra con Márquez. A un enfrentamiento que podía pasarle factura en el tramo final de esta temporada. El piloto de Cervera ha soportado muy bien la presión y el pique podía tener unos efectos mucho más perjudiciales para Valentino. En Yamaha le pidieron que sellara la paz y así lo hizo su piloto más emblemático.

Otro enemigo

Rossi parece haber cambiado de enemigo en 2017. Quiere olvidarse de Márquez y su gran objetivo es Jorge Lorenzo. Su relación con el actual campeón del mundo es distante y tensa. Y presiona en Yamaha para tener todo el apoyo del equipo, argumentando que Lorenzo ha fichado por Ducati.

Márquez, por su parte, ha agradecido el gesto de Rossi, aunque el piloto catalán sabe que nada será igual que hace dos o tres años. Entonces, Marc y Valentino competían en la pista y se saludaban después de cada batalla. Las sonrisas, sin embargo, se acabaron en 2015, cuando el italiano acusó a bicampeón del mundo de favorecer a Lorenzo, que ganó un Mundial que se le escapó de las manos a Rossi.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad