Ducati saca las miserias de Jorge Lorenzo ("Ya no le llama ni Dios")

stop

No existe luz al final del túnel del balear

Ducati señala a Jorge Lorenzo | EFE

24 de abril de 2017 (11:37 CET)

Mal asunto. Jorge Lorenzo estaba avisado. Muchos advirtieron al balear antes de firmar por Ducati de los problemas que tendría para adaptarse a las máquinas italianas, pero el mallorquín puso el aspecto económico por delante del proyecto deportivo y ahora paga las consecuencias.

Los test de pretemporada fueron un desastre para el ex de Yamaha y el inicio del Mundial también. En Lossail fue undécimo, en Termas de Río Hondo no pasó de la decimoctava posición y en Austin quedó decimotercero.

Plan fallido

La preocupación en Bolonia crece a marchas forzadas. Su gran apuesta para volver a ganar en MotoGP no está dando el resultado esperado y los responsables estudian tomar medidas a corto/medio plazo.

Mientras tanto, el ex campeón no levanta cabeza. Sabe que si no saca los resultados adelante, su puesto en la escudería italiana no está garantizado.

Y es que la situación de Lorenzo ha cambiado drásticamente en apenas cuatro meses. Jorge ha pasado de asegurar que lucharía por el Mundial a "no perder la esperanza por ganar alguna carrera este año".

Hundido

El ego del piloto está por los suelos y su carrera sobre el asfalto en entre dicho. De tener ofertas de todos los equipos ganadores de la parrilla ha pasado a no tener ninguna propuesta.

"Ya no le llama ni Dios", aseguran en las redes sociales. Los detractores del motorista lo acribillan en internet.

Los seguidores señalan que el carácter fuerte del mallorquín se veía compensado por los resultados y en los equipos le veían como una apuesta segura.

Ahora las cosas han cambiado. Sin esos "buenos resultados" poco le queda al de Ducati. Y si sale de la escudería no tendrá a donde ir. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad