Ducati pone fecha a la salida de Jorge Lorenzo

stop

La tensión impuesta sobre el ex piloto de Yamaha

Ducati descubre el problema más grave de la GP17 de Jorge Lorenzo | EFE

08 de marzo de 2017 (19:54 CET)

A trancas y a barrancas. El Mundial de Motociclismo de 2017 depara un año especialmente sufrido para Jorge Lorenzo. El piloto balear dejó el cielo para meterse en el infierno. 

Con Yamaha la vida era relativamente fácil. Tan solo las disputas con Valentino Rossi le mantenían en tensión. Ahora, las carcajadas del italiano se escuchan desde Qatar.  

El fichaje de Lorenzo por Ducati fue la gran bomba del mercado. Tras una larga temporada en segunda fila, el equipo rojo esperaba dar la campanada con su nueva incorporación. Ahora todo pinta negro. 

Después de pasar nueve años atado a Yamaha, Jorge decidió que era el momento de echar el vuelo. Con un Valentino Rossi que le eclipsaba en el box azul, Lorenzo cambio de aires. Una apuesta total que no le libra de presión.

La tensión se palpa en la presentación

La marca roja presentó al español como el gran salvador. Y es que el español se ha deshecho del carácter hostil de il dottore, aunque no se ha librado de las tensiones.

En Ducati han marcado el camino a seguir desde el primer momento. No hay tiempo para adaptaciones. La nueva escudería ha desvelado el objetivo principal: luchar por el título.

Tan es así que en la presentación de la pasada semana en Bolonia, el director general del equipo lanzó un mensaje claro y directo: "Ya no hay excusa para no ganar el campeonato, y por eso hemos fichado a Lorenzo", aseguró Gigi Dall'Igna.

Una declaración de intenciones en toda regla, a lo que el piloto balear respondió: "No puedo aspirar a nada más que no sea ser campeón del mundo. Sé de la dificultad porque hay muchos pilotos fuertes y con mucho talento, pero cuando has podido ser campeón, lo único que quieres es volver a serlo".

Los resultados marcarán el camino a seguir

El cruce de mensajes es claro. Sin embargo, de las palabras a los hechos hay una gran diferencia. La presión y las esperanzas puestas sobre Jorge no son pocas, por lo que el español tiene una gran responsabilidad en su manillar.

En Ducati están esperanzados, aunque la realidad es que si los resultados no llegan, la renovación del mallorquín tambaleará. La fecha de caducidad de Lorenzo en la marca italiana está expuesta a los logros conseguidos. Necesita argumentos para callar bocas. 

Pero todo apunta a decepción. Así lo apunta le mismo Lorenzo: "Si no mejora la moto veo difícil ganar el Mundial". 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad