Ducati encuentra el problema de Jorge Lorenzo (y pinta muy feo)

stop

En Bolonia buscan una solución urgente para la GP17

Ducati descubre el problema más grave de la GP17 de Jorge Lorenzo | EFE

08 de junio de 2017 (12:50 CET)

Problemas. En Ducati no logran dar con la tecla en la GP17 de Jorge Lorenzo. El balear no termina de adaptarse a la moto italiana y la temporada está siendo un desastre en Bolonia.

Muchos avisaron al mallorquín de que firmar por la compañía roja era un error. Le advirtieron de los problemas de pilotaje de la moto, una de las más difíciles de dominar de toda la parrilla.

El ex campeón hizo caso omiso y priorizó los ceros de la oferta que le pusieron sobre la mesa al proyecto deportivo y ahora lo paga caro. Lorenzo anda séptimo en la clasificación con 46 puntos y está a 59 puntos del líder, Maverick Viñales.

Con todo, en Ducati buscan soluciones de cara al resto de la temporada y, sobre todo, para la que viene, en la que esperan tener a Jorge Lorenzo luchando por el título mundial. Y es que en Bolonia han desvelado uno de los problemas más graves que sufre la máquina italiana.

Como ya anunció Diario Gol antes del inicio del Mundial, la GP17 es un auténtico drama en las curvas. La moto y el piloto pierden un tiempo crucial en cada giro, lo que no le deja competir en condiciones con sus rivales.

El mismo piloto español habló recientemente del asunto tras la disputa de un Gran Premio: "Yamaha siempre ha estado muy obsesionada con el chasis, con hacer la vida del piloto más fácil. Ducati ha optado en los últimos diez años por fabricar el motor más potente y manejarlo con una muy buena electrónica. Puede que ahora tengamos que cambiar prioridades, y al margen de seguir desarrollando el motor, probar distintos tipos de chasis para facilitar el giro en curva, y hacerle al piloto la vida más fácil".

Un problema con el que a Lorenzo le costará lidiar, pues es muy difícil que un piloto a estas alturas sea capaz de modificar su forma de pilotar de la noche a la mañana. El trabajo es, por lo tanto, para Ducati, que ya ha encontrado la forma de intentar solucionar el problema a corto plazo.

La pérdida en las curvas viene del sistema electrónico anti-jerk (anti-sacudida), que reduce la potencia de la moto en la salida de las curvas, cuando el piloto da gas a fondo, con tal de evitar una sacudida en el chasis. No obstante, las limitaciones por parte de los organizadores a la hora de modificar la moto con la que cada escudería empezó el Mundial complica y mucho el asunto. Veremos el papel que hace Lorenzo en el GP que este fin de semana se celebra en Montmeló.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad