Ducati despelleja a Jorge Lorenzo (y el aviso bomba de Marc Márquez)

stop

Al balear le crecen los enanos

El ultimátum de Ducati a Jorge Lorenzo | EFE

25 de mayo de 2017 (12:03 CET)

Estaba avisado. Tanto rivales como compañeros le advirtieron a Jorge Lorenzo que no firmara con Ducati cuando decidió abandonar Yamaha. Ni era tan bonito el paisaje en la escudería italiana, ni sus problemas en la escudería japonesa serían eternos.

Al piloto le avisaron de que el pilotaje de la GP17 no es como el resto y de que su adaptación a la nueva conducción se le haría una montaña difícil de superar. Concretamente, Marc Márquez ya le explicó a su compatriota que había sido tanteado por la compañía de Bolonia y que rechazó la oferta por este motivo.

Pero el balear no hizo caso. Jorge prefirió los ceros de su nuevo contrato a entrar en un proyecto deportivo de garantías. Ahora el mallorquín paga cara su decisión.

Mal inicio

La pretemporada ya fue nefasta para el pentacampeón y el inicio del Mundial de MotoGP tampoco está yendo por el mejor camino.

Jorge fue undécimo en el GP de Qatar, no terminó el GP de Argentina y no superó el noveno puesto en el GP de las Américas. En el GP de España pareció que daba un paso adelante al lograr el tercer puesto y reengancharse al campeonato. Pero en el GP de Le Mans todo volvió a la realidad. El español terminó sexto y volvió a perder el impulso que llevaba en su camino hacia lo alto de la clasificación.

El balear espera con ansias el GP de Italia, la casa de Ducati, donde espera dar de nuevo un golpe en la mesa y demostrar que está más que capacitado para dominar la máquina boloñesa. Sin embargo, ni desde la misma escudería confían en que ello ocurra.

El aviso de Ducati

"Jorge aún no ha encontrado la cuadratura entre su estilo y nuestra moto. Creció sobre una moto sensiblemente diferente y le está costando. El podio de Jerez estuvo bien, pero el sexto puesto de Le Mans no representa las ambiciones de Lorenzo", comentó el administrador delegado de Ducati, Claudio Domenicali en la presentación de la Multistrada 1200 que ceden a los Carabinieri, en Roma.

"Se vio una buena remontada, fue una carrera discreta y no corremos en MotoGP para hacer carreras discretas. Esa no es nuestra aspiración", añadió Domenicali, en lo que fue un aviso en toda regla a Lorenzo.

A este aviso se suma un ultimátum. Jorge tiene hasta el final de la temporada de margen. Si en este periodo las cosas no mejoran en un futuro cercano no piensan renovarle e incluso se plantean rescindir su contrato antes de lo previsto.  El ex campeón tiene mucho trabajo por delante.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad