Dovizioso echa más leña al fuego con Jorge Lorenzo (y mete a Ducati en un lío)

stop

Las cosas se ponen tensas en el equipo italiano

Andrea Dovizioso liquida a Jorge Lorenzo con una exigencia a Ducati

27 de abril de 2017 (20:49 CET)

El arranque de MotoGP ha provocado un mar de tensiones en uno de los equipos top del campeonato. Ducati está que arde.

Los pilotos no responden como se esperaba de ellos. Y los mecánicos e ingenieros de la firma tampoco. Se echan las culpas de los malos resultados unos a otros. Jorge Lorenzo está mosca.

Que si la Ducati cuesta mucho de manejar, que si no se han llevado a cabo los retoques necesarios, que si están estancados con los mismos problemas desde hace años... se palpa el mal ambiente.

El que ha destapado la caja de los truenos es Andrea Dovizioso, el compañero de Lorenzo. El piloto italiano asegura que Ducati no ha cumplido con sus objetivos en algunos aspectos.

La rajada de Dovi no tiene desperdicio: "Es un desastre viendo los resultados logrados en el pasado y las expectativas que había".

Pero no acaba ahí su denuncia pública: "Esperaba mejorar, al menos, en el consumo de las gomas. Los problemas son los de siempre. Es difícil dar una explicación precisa. No hay un plan claro y ese es el aspecto más importante".

"Ahora ha llegado el momento de sentarnos en una mesa y hablar del futuro porque desde el momento en que somos un equipo oficial no podemos permitirnos unas prestaciones parecidas", se queja en tono amenazante.

Y remata su discurso, crítico: "Hay que hablar de todo, en todos los ángulos. Hay distintos problemas a resolver. Lo que está pasando ahora no va bien. No somos lo competitivos que querríamos".

Jorge Lorenzo, ofuscado desde que va a lomos de la Desmosedici, suscribe al cien por ciento las palabras de su compañero. Es víctima de un mal trabajo.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad