Desmontando el McLaren de Fernando Alonso: la remontada que no existió

stop

La ola de elogios que agasaja a Honda era una burbuja de humo

El monoplaza de Fernando Alonso ruge en Montmeló | EFE

01 de septiembre de 2016 (21:00 CET)

Burbuja de humo. Es como podría definirse a esta gran ola de elogios que en los últimos días agasaja sin cese al equipo McLaren-Honda. Reina el optimismo. Parece que mejoran. Casi parece que hayan superado a Mercedes. La realidad es distinta. Fernando Alonso firmó una buena carrera en Spa, pero no hizo maravillas. Todavía queda lejos la gloria.

Tras el GP de Bélgica se han dicho cientos de cosas buenas sobre Fernando Alonso y McLaren. Merecdias, en parte. Pero, la realidad es que no hubo remontada. Se habla de que Alonso escaló muchos puestos –salió desde la última fila, llegó a ser segundo y terminó séptimo–, pero la realidad es que solo aprovechó circunstancias de carrera.

Es decir, rentabilizó el mal fario que acompañó a sus rivales. Sin embargo, Alonso no hizo verdaderos méritos para escalar posiciones en la carrera de Spa. Lo que sí hay que reconocerle es cómo aguantó el tipo cuando sintió la presión de los Williams, con su ex compañero Felipe Massa al frente –que por cierto, se retira de la Fórmula 1–, y evitó que le adelantasen.

Quedan 10 tokens

Alonso estuvo bien y es evidente que algo mejora en McLaren. Sin embargo, no lancen las campanas al vuelo. Los Williams iban más rápidos y no pudieron con Alonso por perro viejo, pero el motor todavía está lejos de poder protagonizar remontadas de verdad. Quizás, cuando Hasegawa implemente los 10 últimos tokens cambie la cosa. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad