Celos por el sueldo de Fernando Alonso en McLaren

stop

Uno de los pilotos del momento exige tanto dinero como Fernando

Fernando Alonso siente el aliento del rival en el cogote | EFE

30 de mayo de 2016 (12:08 CET)

Fernando Alonso se encuentra metido en un lío sin comerlo ni beberlo. El bicampeón del mundo aparece en las conversaciones de renovación de Nico Rosberg con Mercedes. Su sueldo es la referencia del actual líder del Mundial de Fórmula 1. Culebrón.

Rosberg termina contrato este año y se encuentra en una posición excelente para presionar: lidera el Mundial, por delante del vigente campeón, su compañero, Lewis Hamilton. El ex piloto Gerhard Berger es el encargado de negociar con Mercedes y, en el primer acercamiento, ha pedido una extensión contractual de tres años (hasta 2019) y un salario cercano a los 30 millones de euros. Para estar en la línea de Hamilton, Vettel y Alonso.

Siempre el dinero

El planteamiento de Rosberg es claro y lógico. Quiere seguridad laboral y exige un sueldo acorde con los resultados. Si el equipo ya se lo puede permitir con Lewis es que dinero no le falta. No asume que pilotos descolgados de la cabeza desde hace años ganen más que él a estas alturas. Curiosamente, Mercedes contraataca utilizando también a Fernando y explicando que es una opción de futuro si Rosberg finalmente se marcha del equipo.

El jefe de Mercedes, Toto Wolff, ha hecho llegar a Rosberg una contraoferta que para nada ha gustado al piloto: un año fijo (2017) con otro opcional en función de resultados, y un salario que supera los 20 millones de euros, pero muy lejos todavía de sus pretensiones. El argumento del equipo es que no pueden mantener dos sueldos superiores a los 30 millones por temporada, más cuando hay pilotos que llegarían por mucho menos con tal de conducir un coche ganador. Es la amenaza recurrente en muchas empresas, que no valoran el trabajo sino el dinero. Y se equivocan.

De uno en uno

La propuesta de Mercedes tiene otro punto. No quiere que Hamilton y Rosberg terminen contrato a la vez (2018), ya que quiere evitar negociaciones con los dos a la vez y una posible desbandada de sus dos pilotos. Por eso quiere guardar la opción de prescindir de Rosberg después de 2017.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad