Casey Stoner manda callar a Jorge Lorenzo en Ducati

stop

El balear mete la pata otra vez con sus declaraciones

Jorge Lorenzo tiene fecha de caducidad en Ducati | EFE

05 de junio de 2017 (11:40 CET)

Irregular. Así se puede calificar la temporada de MotoGP para Jorge Lorenzo después de seis Grandes Premios disputados.

Mal inicio

El balear fue undécimo en el GP de Qatar –Lossail-, no completó el GP de Argentina –Termas de río Hondo- y fue noveno en el GP de las Américas –en Austi-.

En el GP de España el ex de Yamaha dio un paso adelante al lograr el tercer puesto y reengancharse al campeonato. Pero en el GP de Le Mans todo volvió a su lugar. El mallorquín acabó sexto y volvió a perder el impulso que llevaba en su regreso a lo alto de la clasificación.

Tanto el piloto como los responsables esperaban con ansias el GP de Italia, en Mugello. Tenía la esperanza de que al correr en casa todo iría por un mejor camino. Pero nada más lejos de la realidad. Lorenzo terminó octavo y firmó el tercer peor resultado de la temporada.

Sin embargo, el ex capeón se mostró optimista al término de la carrera: "Lo positivo es que he liderado por primera vez una carrera con Ducati", comentó el piloto ante las cámaras del canal MotoGP de Movistar.

Declaraciones explosivas

"Ha habido mucha diferencia entre las primeras vueltas y un final de carrera muy discreto", añadió Jorge, que quiso justificar el bajón en la parte final de la carrera: "Me pasan por el interior cuando yo siempre he sido el piloto que tiene más paso por curva. Intento adaptarme a la curva, pero todavía no sale bien del todo",

"Estoy contento por Ducati porque Dovizioso ha ganado, pero yo todavía no acabo de encontrarme del todo bien. Por una razón o por otra esta moto como la pilota Dovi era una moto ganadora. Yo creía haber encontrado el setting correcto, pero no fue así", concluyó el piloto, en unas declaraciones que han molestado profundamente a los responsables de la escudería y en especial a Casey Stoner.

La indignación de Ducati

Tanto el ex piloto como en Ducati están cansados de lamentaciones y excusas. Mientras Andrea Dovizioso gana, Lorenzo se conforma con figurar.  Decir que ser líder durante unas vueltas es positivo no es de recibo en la compañía de Bolonia.

Sobre todo cuando a priori el balear debía ser el piloto principal del equipo. Jorge llegó a la compañía roja a ganar Mundiales, no a convertirse en el señalado de la parrilla.

Y no es la primera vez que en Ducati se indignan con sus declaraciones este curso. A los responsables no les gustó nada cuando Jorge se vino arriba –con mensajes incluidos a sus detractores- cuando logró el tercer puesto en Jerez. Si Jorge Lorenzo no empieza a ganar pronto, su renovación al término de los dos años de su contrato será papel mojado.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad