Casey Stoner le quita la careta a Jorge Lorenzo en Ducati (¡Hay lío!)

stop

Los peores presagios van camino de cumplirse

Casey Stoner | EFE

22 de febrero de 2017 (19:32 CET)

Valentino Rossi deseaba que Jorge Lorenzo fichase por Ducati. Lo dijo a mitad de la pasada temporada y logró su objetivo con el 'picado' español.

El doble objetivo que perseguía el piloto italiano era el siguiente: primero, apartar a Lorenzo de Yamaha y dejar de ser compañeros de equipo.

Segundo, ver al mallorquín ante la tesitura de manejar la difícil Ducati. Está sufriendo, mientras pilotos como Marc márquez y Maverick Viñales le han sacado un segundo en los test preparatorios de Sepang y Phillip Island.

Jorge Lorenzo llevaba nueve años en Yamaha. El cambio está siendo demasiado para él. Se ve completamente superado y empieza a poner excusas.

Así lo ha manifestado Casey Stoner, que nunca confió en la valía de Lorenzo. El probador australiano de Ducati ha pasado a la acción.

De los aires de divo al ego desmedido del que siempre ha hecho gala. La relación entre ambos es inexistente. Y Stoner lo destroza a la mínima que puede.

El australiano no puede con las excusas de Lorenzo. Que eche la culpa de su falta de habilidad a Ducati en lugar de hacer autocrítica le chirría en los oídos.

La reacción del probador de la Desmosedici viene dada por unas polémicas declaraciones de Lorenzo. El español no deja en muy buen lugar a su equipo.

Retahíla de excusas

Las alas son el elemento del que ya se ha empezado a quejar el mallorquín. La primera excusa de una temporada que estará plagada de ellas, anticipa Stoner.

Como esta: "Con la Yamaha podía frenar muy tarde, penetraba con la moto en la curva frenando, pero con la Ducati ya veo que tendré que frenar mucho antes. Enseguida me he dado cuenta de que voy a tener que modificar mi estilo, pues no podré modificar la moto".

"En Sepang, no lo noté, pero en Australia, con mucho viento, la moto era muy complicada de pilotar pues, sin las alas, sin los apéndices que tenía la Ducati el año pasado, cuando metes sexta, la rueda delantera empieza a moverse", se queja Jorge Lorenzo.

Y remata: "Se mueve tanto, que no tienes más remedio que cortar gas. Y, si cortas gas, no corres. Es evidente que la ventaja que tenía Ducati el pasado año con sus pequeños alerones, la hemos perdido".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad