Las miserias de Jorge Lorenzo contadas por un amigo de Marc Márquez (¡Bestial!) | EFE

Casey Stoner destroza a Jorge Lorenzo en una charla con Marc Márquez

stop

El australiano dispara por la espalda al balear

08 de noviembre de 2017 (12:06 CET)

El escenario: el Salón de la Moto de Milán. El objetivo: Jorge Lorenzo. El verdugo: Casey Stoner. La guerra está servida.

El primer curso de Lorenzo no podría haber sido mucho peor. Los italianos le contrataron y le convirtieron en el piloto mejor pagado de la parrilla para que devolviera al equipo de Bolonia a lo más alto. Allí donde lo llevó Stoner cuando en el 2007 ganó el Mundial con la compañía roja.

Pero nada más lejos de la realidad. Tres podios –dos terceros puestos y un segundo- es lo mejor que se le ha visto al balear esta temporada, en la que nunca tuvo opciones de ganar el campeonato.

Puede ser peor

Jorge es séptimo en la clasificación con 137 puntos, con Johann Zarco por encima a 17 puntos y con Petrucci por detrás a 16. Es decir, el pentacampeón tiene más posibilidades de bajar una posición que de subirla en el último Gran Premio de la temporada que se celebrará en Valencia.

Los responsables de Ducati esperan que la próxima temporada Lorenzo vaya a por el título, pero la decepción de la presente campaña será difícil de borrar en el equipo. Sobre todo viendo como Andrea Dovizioso, el segundo piloto del equipo, sí hubiera podido acceder al título.

Colleja de Stoner

Stoner, probador del equipo y gran icono en el grupo de Bolonia, así lo ha expresado en un evento organizado en el Salón de la Moto organizado en Milán, donde no tuvo reparos para atacar al piloto franquicia del equipo.

"La gente siempre me pregunta si habría podido batir a Márquez y tengo bastantes argumentos para decir que sí. En su día yo gané a Lorenzo, Valentino y Dovizioso y ahora todos ellos le han vencido. Como Dovizioso, creo que yo también habría peleado por el título con Marc", respondió cuando le preguntaron si se veía capaz de haber ganado el actual Mundial que con casi toda seguridad acabará en las manos de Márquez.

Ya puede espabilar Lorenzo si no quiere pasar otro calvario el próximo año y, sobre todo, si quiere seguir en Ducati más allá del 2019.