Casey Stoner deja plantado a Jorge Lorenzo en Ducati 

stop

Los desencuentros en la escudería italiana no han hecho más que comenzar

Jorge Lorenzo vuelve a encender a los responsables de Ducati | EFE

22 de enero de 2017 (16:25 CET)

Jorge Lorenzo pensó que tenía un aliado en Ducati con Casey Stoner. El ex pilot australiano ganó el Mundial de MotoGP en 2007 con la escudería italiana y le tienen muy en cuenta.

La temporada pasada fue el probador de las máquinas de la compañía de Bolonia y daba sus impresiones a los ingenieros. Este año está previsto que vuelva a desempeñar el mismo rol.

El bicampeón del mundo dejó el motociclismo en 2012, justo después de alzarse con el segundo campeonato de su carrera.

Al año siguiente se pasó a las cuatro ruedas. Stoner compitió en el campeonato australiano de turismos V8 Supercars. La etapa no duró mucho y el año pasado llegó a un acuerdo con Ducati para volver a la escudería boloñesa.

La llegada de mallorquín no hizo más que aumentar el potencial del equipo. La dupla Casey-Lorenzo iba a ser demoledora. Sin embargo ya han tenido el primer desencuentro.

El ex piloto no asistió a la presentación del equipo en Borgo Panigale, la sede de la marca. El motivo fue que "Australia está muy lejos".

Explicó que era absurdo hacer dos viajes tan largos en apenas cinco días, ya que estaría el 25 y 26 de enero en Sepang para la presentación de la nueva GP17.

Poco después de supo que en realidad se encontraba de vacaciones en las Islas Maldivas con su mujer. Pero ni la distancia ni las vacaciones son el motivo de su ausencia.

La verdad de Stoner

El ex campeón debía ser el coach de Lorenzo esta temporada. Iba a asesorar al balear en cada paso del piloto en Ducati. Pero no.

El australiano ha decidido que no piensa hacerle de entrenador personal. No hay entendimiento entre los dos.