Calentón de Fernando Alonso en el box de McLaren-Honda tras el GP de China

stop

El piloto llama la atención a su equipo por las malas decisiones tomadas durante la carrera

Fernando Alonso destapa el nuevo equipo 'bomba' de la F1

17 de abril de 2016 (11:04 CET)

Fernando Alonso comienza a desesperarse. El piloto lo da todo en la pista y el equipo sigue sin responder. Más allá de las pobres prestaciones del MP4-31 (especialmente en China, donde las largas rectas dejan en evidencia el motor Honda), el último enfado del bicampeón del mundo es por el poco acierto en la estrategia durante el GP de Shanghái. Le han escuchado bien en el box tras la carrera.

Alonso lanzó un grito de desesperación después de los entrenamientos clasificatorios, ante la impotencia de ver que el McLaren es, todavía, incapaz de meterse entre los 10 primeros coches de la parrilla. La carrera ha sido la continuación de esta frustración. Incluso Fernando ha terminado peor de lo que ha comenzado el Gran Premio. Eso sí, con una costilla rota, con las deficiencias del coche y con la mala estrategia todavía ha superado a su compañero, Jenson Button.

Decepcionado... otra vez

Fuentes presenciales han confirmado a Diario Gol la cara larga de Fernando Alonso después de la carrera en China, así como el toque de atención a su equipo. Ha dado los argumentos antes expuestos: él se juega la salud (y hasta la vida) por McLaren-Honda y la escudería es incapaz siquiera de actuar con celeridad ante un imprevisto como es la entrada del coche de seguridad. Su mayor mérito, sin duda, ha sido aguantar con neumáticos medios gastados las embestidas de Button, con superblandos nuevos.

"Esperaba algo más, quizás estar entre los 10 primeros. Es decepcionante", ha lamentado Fernando después de bajarse del coche. "El coche de seguridad no nos fue demasiado bien, mientras que gente (como Kvyat) que paró antes del coche de seguridad no perdió ese tiempo extra de la parada; no pudimos aprovecharlo, pero no éramos lo suficientemente rápidos", ha sentenciado.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad