Brutal rajada contra Fernando Alonso en Mercedes (y Ferrari mata al piloto de McLaren con una filtración bomba)

stop

El piloto asturiano protagoniza un nuevo esperpento en el GP de Rusia

Fernando Alonso vuelve a protagonizar un drama con su McLaren | EFE

30 de abril de 2017 (16:43 CET)

Cuarta carrera del Mundial 2017 y cuarto fiasco, estrepitoso esta vez, del McLaren-Honda. La situación que atraviesa la escudería británica es esperpéntica.

Ridículo tras ridículo, Fernando Alonso ya no sabe ni donde meterse. Una vez se quedó sin terminar la carrera. Pero lo más sangrante del caso es que no pudo ni empezar.

El coche le dejó tirado en la vuelta de reconocimiento. Un nuevo drama para la colección. Y ya van unos cuantos.

La tremenda decepción que lleva Alonso está siendo acompañada de una dosis de ensañamiento más propia de Stanley Kubrick en La Naranja Mecánica.

Los palos le llueven al asturiano cual chuzos de punta que van directos a su cabellera. El último viene desde Mercedes.

Toto Wolff, que asistió con satisfacción a la victoria de su nuevo fichaje, Valtteri Bottas –remontó a los dos Ferrari, que ocuparon la primera línea de salida–, había rajado duramente de Alonso en las horas previas.

Wolff se la tiene jurada

El jefe de equipo de las escudería alemana atizó al español por un comportamiento más propio de un niño. "Los titulares son buenos para el deporte de motor", empezaba al ser preguntado sobre la participación de Alonso en las 500 millas de Indianápolis.

"Pero desde un punto de vista de equipo, no puedo entender no utilice a Alonso en Mónaco. Podría puntuar, aunque, por supuesto, no es el trofeo de Indianápolis. Creo que tiene que ver con el ego de Alonso", esgrimió Wolff.

No es el único equipo que raja de Alonso. En Ferrari también le han dado estopa de la buena. Dicen que anda como un loco ofreciéndose a otros equipos.

Al parecer, Alonso está dispuesto a rebajar sustancialmente su sueldo con tal de poder a pilotar un coche ganador. O, al menos, un coche que funcione.

Alonso va con Ferrari

No aguanta más la drástica situación en McLaren, donde está privado de competir casi cada carrera a pesar de considerar que está en su "mejor momento de forma".

El último chitavazo advierte de que el asturiano se está arrastrando para fichar por Renault a mitad de precio de lo que cobra en McLaren después de ver que tiene cerradas las puertas de las grandes escuderías.

La victoria de Bottas es otro duro revés para Alonso. Si el finlandés demuestra ser competitivo en Mercedes, el equipo alemán será otra alternativa menos para él.

Por eso, y aunque le duela, prefiere que este año gane Ferrari, para que en Mercedes se vean obligados a realizar una apuesta ganadora. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad