Zidane deja a Cesc Fàbregas con la palabra en la boca

stop

El centrocampista quiere salir del Chelsea

Cesc Fàbregas | Reuters

16 de agosto de 2016 (13:14 CET)

Sin rumbo. La llegada de Antonio Conte al banquillo del Chelsea, no ha sido una buena noticia para Cesc Fàbregas. El futbolista español parece ser que no entra en los planes del nuevo técnico blue, por lo que los agentes del de Arenys de Mar ya mueven sus hilos para encontrarle una salida antes del 31 de agosto. Y es que el entrenador italiano decidió dejar en el banquillo al centrocampista en la primera jornada liguera frente al West Ham. Toda una declaración de intenciones que ya han puesto en alerta a Cesc.

El futbolista ex azulgrana aterrizó en el club inglés en 2014. Desde entonces su protagonismo ha sido clave, pero parece que con la llegada del nuevo técnico las tornas han cambiado. Y es que aunque el centrocampista tiene contrato por tres años más, Fábregas no quiere pasar una campaña en la sombra. Por ello, los representantes del jugador ya se han movido para sondear el mercado. Cesc está en el escaparate.

La llamada a Florentino Pérez

El tiempo corre en contra y lo que menos desea el catalán es ver la temporada pasar desde el banquillo. En este sentido, desde el entorno del centrocampista ya se han picado varias puertas. Fàbregas podría regresar a la liga española, ya que uno de sus objetivos en órbita es el Real Madrid. Según desvela Sport, los agentes del futbolista ya se han puesto en contacto directamente con Florentino Pérez para ofrecer al jugador. Para Cesc aterrizar en el Santiago Bernabéu sería una buena opción, ya que es un club con visibilidad y proyección, aunque además también le permitiría devolverle el 'feo' que le hizo el Barça al dejarle marchar por la puerta de atrás.

Aun así, parece que por su parte el Madrid no está receptivo. Zinedine Zidane no quiere ni oír hablar del jugador, ya que considera que no aportaría ningún valor añadido a lo que tiene en el vestuario. El club blanco tiene la medular cubierta, por lo que Zizou no tiene ningún interés en aceptar la oferta. El galo desea que llegue un bombazo, pero no quiere damnificar a jugadores que tiene en plantilla por un futbolista que considera que no le aportará nada nuevo. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad